Un visitante interestelar ronda por las proximidades

Una interpretación artística del asteroide Oumuamua, que se cree mide unos 400 metros de largo. Credit M. Kornmesser/European Southern Observatory, via Agence France-Presse — Getty Images

Una interpretación artística del asteroide Oumuamua, que se cree mide unos 400 metros de largo. Credit M. Kornmesser/European Southern Observatory, via Agence France-Presse — Getty Images.

Este otoño, la galaxia vino a visitar el sistema solar a través de un objeto de forma alargada que astrónomos con sede en Hawái nombraron Oumuamua. El emisario interestelar de origen desconocido fue descubierto en octubre, mientras se movía por el sistema solar a unos 17000 kilómetros por hora.

Oumuamua (o-mu-a-mu-a), que quiere decir “mensajero” o “centinela” en hawaiiano, no estuvo aquí por mucho tiempo.

El 19 de octubre fue avistado por primera vez cerca de la constelación de Lyra, a unos 32 millones de kilómetros de la Tierra, y para mayo del siguiente año estará por Júpiter, en dirección hacia afuera del sistema solar.

Ante el descubrimiento del asteroide, astrónomos de todo el mundo se apuraron para tratar de avistarlo con telescopios. Los integrantes del Instituto SETI, dedicado al estudio de posible inteligencia extraterrestre, se pusieron a buscar posibles señales de vida alienígena.

Por ahora, sin embargo, eso es solo un deseo de ciencia ficción. “Nuestras observaciones son enteramente consistentes con que esto es un objeto natural”, dijo Karen Meech, integrante del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái y líder de la colaboración internacional que descubrió Oumuamua con el telescopio Pan-STARRS 1.

 El equipo de la Dra. Meech acaba de publicar el primer reporte de sus observaciones en la revista Nature. El artículo describe al visitante interestelar como algo familiar y alienígena a la vez.

“No se ve nada así en nuestro sistema solar”, dijo Meech.

Dado su color y otras aparentes propiedades, Oumuamua se parece a los asteroides que ya conocemos y que tememos que un día puedan estrellarse contra la Tierra y destruir la civilización humana.

Sin embargo, su forma es extraña. Es muy alargado, casi diez veces más largo que ancho.

Aunque el objeto misterioso ya casi deja nuestro sistema, es probable que haya miles como él que no hayan sido detectados, dicen los científicos.

Fuente: New York Times:   http://nyti.ms/2n4dOyj

Sé el primero en comentar en «Un visitante interestelar ronda por las proximidades»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*