Vigilancia del ECU 911,evitó 1.500 presuntos delitos en Quito.

Imagen cortesía del ECU 911.

La videovigilancia del ECU 911 utiliza cámaras que monitorean actividades que generan riesgos y forman un circuito visual que permite la supervisión de la seguridad y el seguimiento de la atención de emergencias. La oportuna alerta del operador de videovigilancia y el efectivo trabajo de las unidades en territorio, en Quito, en 2021 han evitado que se produzcan 1.500 aparentes delitos (frecuencia diaria de 10 alertas) y han apoyado para la aprehensión de sospechosos.

Este completo sistema de monitoreo visual cuenta a escala nacional con 6.500 dispositivos instalados y operativos en sitios estratégicos. Las imágenes ,que se visualizan en tiempo real, también generan información de presuntos hechos delictivos y este material se proporciona a la Fiscalía a través del Sistema Automatizado de Entrega de Información a la Función Judicial (SAEI-FJ). En la capital, los entes judiciales han realizado 2.000 solicitudes de videos, audios (llamadas de emergencias) y datos (fichas del ECU 911) relacionados con este tipo de incidentes.

Uno de estos sucesos se visualizó en San Roque, en la parada de buses de las calles Loja y Chimborazo. Se observó a tres personas (un menor de edad) acercarse a los vehículos, de repente un taxi bajó la velocidad y ese momento fue aprovechado por uno de los sospechosos para forcejear con el chofer y sustraerse un objeto de valor usando la modalidad de “arranche”, otro sujeto intentó abrir la puerta, pero no lo logró. Una vez consumado el hecho, se alejaron del sitio.

Inmediatamente, se vio a efectivos policiales perseguir a los sospechosos, quienes a pesar de su rápida huida fueron capturados minutos más tarde y llevados al patrullero para entregarlos a las autoridades. El menor de edad también fue detenido y en este caso tomó procedimiento la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen). Los dispositivos grabaron el hecho, la intervención policial y la aprehensión de los infractores.

También con las cámaras se detectó el comportamiento inusual de una persona que constantemente miraba para atrás, luego —al quedarse sola— en las calles Ricardo Arteta y Adriano Cobo, en La Ferroviaria, y una vez identificado su objetivo se dirigió a una casa en construcción. Hábilmente, usando sus manos y pies trepó por las paredes e ingresó al predio, después lanzó un tablón de madera y se deslizó por un poste; tomó el madero y quiso huir.

El ciudadano no se imaginó que desde la sala del ECU 911 ya se generó la alerta y se comunicó la novedad a la Policía, que llegó al sitio, realizó el procedimiento respectivo e hizo que el infractor devolviera el objeto realizando las mismas maniobras que había efectuado antes para entrar a la edificación.

Estas capturas de imágenes se conocen como T-1 y tienen como objetivo prevenir incidentes y coordinar la movilización inmediata de los recursos más cercanos de las instituciones de seguridad, control y socorro.

Otro caso similar sucedió en el Centro Histórico, en las calles Cuenca y Chile, en las imágenes se observó a un ciudadano trepar por la pared e ingresar por el balcón de una vivienda. Inmediatamente, se activó una alerta desde la Sala de Videovigilancia y se informó a la Policía, que acudió al sitio con dos patrulleros y varios agentes. Los efectivos policiales ejecutaron las tareas propias en estos casos, el sospechoso bajó, fue requisado, esposado y llevado en la patrulla para ser entregado a las autoridades competentes. Este hecho sucedió en la madrugada.

El video registrado en el Centro Histórico corresponde al año 2020 y las otras dos grabaciones se captaron a finales de abril de 2021.

 

Sé el primero en comentar en «Vigilancia del ECU 911,evitó 1.500 presuntos delitos en Quito.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*