Varios obstáculos externos e internos no impidieron alcanzar las metas propuestas en el Gobierno Provincial: prefecta Cecilia Méndez

La prefecta del Azuay, Cecilia Méndez, detalla parte de su gestión en el año 2022. Le acompañan miembros de su equipo de trabajo.

Pese a factores externos e internos que de una u otra forma afectaron la gestión, como la guerra Rusia-Ucrania que encareció los insumos para las obras viales y de riego, y alteró los tiempos de entrega de los materiales, así como el paro indefinido de junio, que igualmente interfirió durante un largo tiempo las administraciones locales, el Gobierno Provincial del Azuay cumplió en debida forma las metas establecidas para el 2022, expresó la prefecta Cecilia Méndez, en diálogo con Portal Diverso, este jueves 5 de enero.

Citó también como dificultad determinante la inestabilidad del Reglamento de Contratación Pública, del Sercop, que entre julio y noviembre de 2022 fue cambiado cinco veces, alterando los procesos y los tiempos en la contratación de obras.

Esta danza de incertidumbre cambió cuando las prefectas Silvia Bravo, de Cotopaxi; Roberta Zambrano, de Esmeraldas; y Cecilia Méndez, de Azuay, demandaron ante los organismos pertinentes un freno al manejo alegre de los reglamentos que inclusive suspendieron le legalidad de las empresas públicas. Asfaltar se quedó en lista de espera aproximadamente tres meses.

Un cuarto inconveniente vino de parte del Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE) organismo al que, para la ejecución de nueve proyectos viales, se le pidió el régimen especial, pero sin respuesta hasta el momento. A través del régimen común se logró concretar el financiamiento para tres de ellos, cuya adjudicación se firmará hasta el 13 de enero.

A pesar de estos escollos, durante el 2022 el Gobierno Provincial ejecutó un presupuesto de inversión de 46’678.575,97 dólares, 2’625.298,91 dólares más que en 2021, parte de ellos provenientes del Fingad 2 (financiamiento gubernamental a los GAD), para riego, puntualizó la prefecta. Enfatizó que el presupuesto fue ejecutado en su totalidad.

Precisó que para el 2022 el presupuesto general de la institución se estableció en 68’375.401,30 dólares, incluyendo tres proyectos viales con el BDE, por 10’936.838,14 dólares.

Con fecha 30 de noviembre se registró un ingreso de 1’990.107,04 dólares correspondientes a fondos de riego de 2020, sumando un codificado final de 70’365.508,34 dólares.

Explicación sobre porcentajes

En referencia al porcentaje de ejecución presupuestaria, la autoridad citó que en el 2022 la cifra se ubicó en el 66,34%, al margen de los cerca de 11 millones de dólares asignados por el BDE, este porcentaje, aclaró, puede aparecer menor al de 2021 ubicado en 84,39%, pero ocurre que en ese año el presupuesto codificado fue de 51,892.752,77 dólares, de los cuales se ejecutó 44’053.277,06 dólares, y el de 2022 fue de 70’365.508,34 dólares, de los que se ejecutó 46’678.575,97 dólares. En 2021 se pagó 39’407,183,83 dólares y en 2022 se pagó 43’516.996,24 dólares.

Explicó que se pudo hacer mucho más, pero los juegos con los reglamentos de la contratación pública y el Sercop, y los trámites en el BDE, “nos impidió que pudiéramos ejecutar a tiempo varios procesos”. “Si tenemos esta ejecución presupuestaria no es por nosotros, es por la decisión política del Gobierno Nacional y sus reglamentos”, subrayó.

Apoyándose en los valores de la ética, la prefecta sostuvo que en el papel pudo ajustar hacia arriba la ejecución presupuestaria, sin considerar los cerca de 11 millones financiados por el BDE, pero eso significaba bajar el techo presupuestario en esa cantidad y por ende restarle los recursos a la administración que será elegida el próximo 5 de febrero.

Vías aprobadas con el BDE

A través del régimen común (procesos de hasta 180 días de duración) la Prefectura logró el financiamiento para las siguientes vías:

  • Nabón-Cochapata-Morasloma-Oña, 10,8 km de longitud, 4’857.255,70 dólares de inversión, mejoramiento a nivel de carpeta asfáltica.
  • Chordeleg-Principal, 8,65 km de longitud, 2´978.778,76 dólares de inversión, rehabilitación y asfaltado de la vía.
  • Gualaceo-Cahuazhún, 7,15 km de longitud, 3’103.803,68 dólares de inversión, mejoramiento a nivel de carpeta asfáltica.

El paquete suma 26,6 km de mejoramiento, con una inversión de 10’936.838,14 dólares.

En gestión

Queda en gestión, y a la espera de la respuesta del BDE, el mejoramiento de las siguientes vías:

  • Cumbe-San José de Raranga, 13,3 km, 4’652.967,77 dólares de inversión.
  • Guachún-Quebrada Chocar (San Cristóbal, Paute), 2,3 km, 668.286,99 dólares de inversión.
  • Agllán-Guablid (Guachapala), 3,3 km, 717.958,81 dólares de inversión.
  • Chicán-Y de Uzhupud-Certag, 2,3 km, 832.627,18 dólares de inversión.
  • Sígsig-Rurcag, 2,45 km, 992.052,82 dólares de inversión
  • Sarayunga-Coca (Pucará), 2,5 km, 841.073,48 dólares de inversión.

Este paquete de seis vías representa 26,5 km y una inversión de 8’704.976,05 dólares.

Mantenimiento vial en Jima, Sígsig.

Aparte del compromiso con el banco estatal, la prefecta azuaya se refirió al mantenimiento vial en lastre y mejoramiento en doble tratamiento superficial bituminoso.

En este último rubro se ha intervenido 58.2 km a un costo de 5’576.910,77 dólares, en varios sectores de la provincia; en lastre se trabajó 983.47 km a un costo de 7’867.792 dólares.

Ahora lo óptimo es cambiar la matriz vial de lastre a tratamiento bituminoso u otros pavimentos, porque el lastre devasta montañas y finalmente, con las lluvias, el material va a parar en los ríos y luego en las represas de las hidroleléctricas; el problema es que para este propósito se requiere al menos 485 millones de dólares, señaló la prefecta.

Riego, medio ambiente, turismo

En el cumplimiento de la competencia de riego, Cecilia Méndez informó que en 2022 se intervino en 91 proyectos, logrando la irrigación de 12.018,06 hectáreas, con una inversión de 4’193.348 dólares, en beneficio de 39.994 personas de la ruralidad.

También se intervino en la protección de varias fuentes hídricas como la limpieza de sistemas lacustres que estaban siendo invadidos por vegetación dañina, esto mejoró el medio ambiente y los entornos paisajísticos que permitirán fortalecer las visitas turísticas.

Vegetación dañina sobre el espejo de agua de la laguna de Busa. (Archivo).

Por primera vez se compró maquinaria pesada para mejorar el trabajo de los equipos de riego, son dos rodillos lisos con aditamentos, dos retroexcavadoras y dos excavadoras, mediante una inversión de 940.800 dólares; con esto quedan liberadas las máquinas destinadas a la vialidad y que debían ser necesariamente utilizadas en determinadas obras y tramos de los proyectos de riego.

En respaldo a la gestión ambiental se creó la Unidad de Gestión de Riesgos que a su vez ha capacitado a voluntarios para la creación de un grupo de bomberos forestales para prevenir e intervenir en este tipo de flagelos.

Logros en el conflicto limítrofe

Mención aparte efectuó la personera respecto al conflicto limítrofe que, en el año 2015, mediante un “infausto acuerdo amistoso” entre los entonces prefectos Paúl Carrasco, de Azuay, y Jimmy Jairala, de Guayas, pasaron a la jurisdicción de la provincia costera 23 comunidades de la parte baja de Molleturo asentadas en 608.9 km2.

Se mostró satisfecha de que su apersonamiento sobre el problema haya involucrado la intervención de la Defensoría del Pueblo en procura de la derogatoria del Decreto 1384 que selló ese acuerdo.

Otro logro es haber conseguido que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) haya reconocido a la franja comunitaria en mención como una “zona de conflicto”, por tanto el censo tiene un tratamiento especial.

El objetivo de fondo es lograr la convocatoria a una consulta popular para que sean los pobladores de las 23 comunidades quienes se pronuncien a qué jurisdicción quieren pertenecer, subrayó la autoridad.

Sé el primero en comentar en «Varios obstáculos externos e internos no impidieron alcanzar las metas propuestas en el Gobierno Provincial: prefecta Cecilia Méndez»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*