Universidades de la región se unen para exigir un combate eficaz a la inseguridad

Las autoridades universitarias expresas sus preocupaciones en torno al tema.

Con el objetivo de promover acciones que fortalezcan la paz, la convivencia, la libertad, el respeto a la dignidad de las personas y la preservación de los derechos humanos, especialmente el de la vida; las autoridades de la Universidad Católica de Cuenca, Universidad de Cuenca, Universidad Politécnica Salesiana y la Universidad Nacional de Educación, exigieron al Gobierno Nacional, Gobiernos locales y a las instituciones correspondientes las acciones necesarias para garantizar la seguridad.

En rueda de prensa, este martes 22 de noviembre las autoridades universitarias explicaron que ha surgido la necesidad de que se aborden temas referentes a los riesgos a los que están expuestos estudiantes, docentes, personal administrativo y trabajadores, por los actos delictivos que incrementan la inseguridad en Cuenca, Azogues y el país.

Enrique Pozo Cabrera, rector de la Universidad Católica de Cuenca, señaló que se convoca a las instituciones fraternas para que se sumen a la elaboración e implementación de  Plan de Seguridad para las Universidades en la Región.  “Sería un acto de absoluta irresponsabilidad no levantar la voz, no exigir a los gobiernos tanto nacional cuanto locales a unirse para enfrentar esta problemática”, subrayó.

Fernando Martínez, delegado de la Universidad de Cuenca, expuso que los gobiernos locales deben implementar tareas que se complementen con la política pública gubernamental para garantizar la seguridad. Además, dijo que la tecnología debería ser una de las herramientas esenciales para el control de la inseguridad con el uso de soluciones informáticas que permitan que la comunidad se sienta segura.

El personal docente, administrativo y estudiantes de las universidades son víctimas constantes de la delincuencia, refirió Fernando Moscoso, vicerrector de la Universidad Politécnica Salesiana.  Estos hechos generalmente se producen en las paradas de buses y al interior de las unidades que son el principal medio de movilización de los estudiantes, quienes son presa fácil de delincuentes. “Necesitamos el apoyo de la fuerza pública para que, de alguna manera, se pueda palear estos actos de delincuencia y robos”, agregó.

Los representantes universitarios señalaron también que, en la mayoría de casos, los robos y asaltos se producen mediante el uso de motocicletas desde las cuales se ataca a las víctimas con arma blanca o pistolas, por ello el control debe incrementarse sobre todo en el uso de este medio de transporte. Además, se usa escopolamina para robar a las personas.

Rebeca Castellanos, rectora de la Universidad Nacional de Educación manifestó que, en las adyacencias de los centros de estudio superior existen sitios donde se expende licor, sumado a ello la prostitución, esto genera que los estudiantes sean sensibles a estas actitudes negativas.

Enfatizó que una de las acciones más emergentes es el trabajo en la prevención del consumo de drogas, tareas que poco se implementan en la UNAE, porque existe poco número de agentes del orden que no pueden ni movilizarse por la falta de logística.  “El llamado a las autoridades para hacer un plan conjunto para que nos reunamos y desde las universidades invertir en la protección y la prevención”, dijo la rectora.

Sé el primero en comentar en «Universidades de la región se unen para exigir un combate eficaz a la inseguridad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*