Tranvía pone al Concejo Cantonal en dificultades

La sesión del Concejo Cantonal del último sábado tuvo un tiempo récord de duración: 8 minutos y medio

La sesión del Concejo Cantonal del último sábado tuvo un tiempo récord de duración: 8 minutos y medio

Una segunda sesión inusual del Concejo Cantonal de Cuenca, esta vez la tarde del sábado, con una duración de 8 minutos y medio, para autorizar al alcalde Marcelo Cabrera que medie en un reclamo de indemnización del consorcio GME CITA, provocó reacciones encontradas en algunos concejales y críticas de diferentes sectores ciudadanos en las redes sociales. http://bit.ly/2yY5t3U

La primera sesión sobre el tema se efectuó la tarde y noche del feriado del 9 de octubre e igualmente ocasionó incomodidades en algunos concejales porque, a su decir, fue convocada en forma súbita y no se les entregó la documentación necesaria.

De acuerdo a la concejal Dora Ordóñez, en febrero de 2016  CITA reclamó que se le pague por la paralización involuntaria de su trabajo, pero la administración municipal respondió 15 meses después, en mayo de 2017, hasta eso el monto de la indemnización acumuló  8.7 millones de dólares que se debería pagar al consorcio proveedor de los rieles, vagones y tecnología para el funcionamiento del proyecto Tranvía.

Esa es plata que vamos a pagar los cuencanos, por la deficiencia en la toma de decisiones por parte de los administradores del contrato, directores, funcionarios, no es real que se vaya a lograr el derecho de repetición al consorcio CCRC, con el que el municipio terminó unilateralmente el contrato por incumplimiento, como ha anunciado el alcalde, expresó la edil.

Lo criticable es que se le involucra al Concejo, sin mayor información. Me dio la idea que la del sábado era una reunión del alcalde con sus gerentes, asesores y coordinadores, me he quedado sorprendida de la lógica “de convocar a sesiones donde tiene los votos listos y prácticamente los compañeros concejales llegan a alzar la mano”, reclamó la edil.

Anunció que frente a ello interpondrá una acción de protección, si es que procede, para no pagar estos recursos, “si los ciudadanos quieren sumarse a esta propuesta son bienvenidos”.

Igualmente pedirá un examen especial a la Contraloría para saber qué estamos pagando, pues dijo conocer que los operadores tranviarios ganan 12.000 dólares por mes, también se paga por las escuelas de los hijos de los operadores y funcionarios extranjeros.

De su parte, el concejal Iván Granda opinó que no se debería hacer plataforma política de este tema, sino más bien buscar entre todos las mejores soluciones para terminar el proyecto.

Recordó que el pasado 9 de octubre se discutió este mismo punto para que el alcalde pueda comparecer a la mediación, puesto que el Art. 331, literal j, del Código Orgánico de Organización Territorial (COOTAD) le prohíbe “aceptar conciliaciones conforme a la ley sin previa autorización del órgano de legislación (Concejo)”.

El alcalde obtuvo la autorización, pero a pedido de la Procuraduría General del Estado, se debía hacer constar el término “transigir”, es decir mediar, conciliar, como requisito indispensable previo a la firma del nuevo contrato del Tranvía, precisó.

Una cosa es fiscalizar, otra es boicotear, nosotros fiscalizamos, no solo en las redes sociales o en los medios de comunicación, hemos presentado denuncias penales, hemos acompañado en la presentación de reclamos internacionales, hemos pedido investigaciones a la Contraloría, desde el inicio del proyecto, sostuvo.

Sin especificar cifras, Granda concordó que Cuenca va a pagar una fuerte suma por la indemnización, pero el pago será repetido a CCRC ante el Tribunal de Arbitraje chileno. Lo importante es acabar el tranvía y solucionar el problema que tanto daño le ha causado a Cuenca, subrayó.

Sé el primero en comentar en «Tranvía pone al Concejo Cantonal en dificultades»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*