El tranvía tiene que convertirse en sinónimo de progreso y bienestar ciudadano

El ministro de Transporte y Obras Públicas (segundo izquierda; la vicepresidente María Alejandra Vicuña; el alcalde Marcelo Cabrera y el arzobispo Marcos Pérez en a firma del contrato

El ministro de Transporte y Obras Públicas Paúl Granda (segundo izquierda; la vicepresidente María Alejandra Vicuña; el alcalde Marcelo Cabrera y el arzobispo Marcos Pérez en la firma del contrato

Con la expectativa de que en esta ocasión los anuncios tengan efectivo cumplimiento, el alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, suscribió este martes 5 de diciembre el contrato con el consorcio francés ACTN  para la culminación de los trabajos del proyecto Tranvía.

El acto público realizado en el seminario San Luis, contó como testigos de honor con la vicepresidente de la república encargada, María Alejandra Vicuña; el ministro de Transporte y Obras Públicas, Paúl Granda y el arzobispo de Cuenca, Marcos Pérez.

Poniendo énfasis en que el Gobierno Nacional le apuesta todo al proyecto, la segunda mandataria expresó que “ha llegado la hora de cumplirle a nuestra gente, el momento es ahora, el tranvía tiene que convertirse en sinónimo de progreso y bienestar ciudadano, no podemos perder más tiempo”.

El contrato para la culminación de la construcción del patio taller, preparación de la plataforma viaria e implementación de sistemas tecnológicos asciende a 48’132.448,08 dólares, de los cuales se entregará como anticipo 14’439.734,42 dólares, en un plazo de 30 días, para el inicio de las obras.

Están pendientes de intervención frentes  prioritarios como la Avenida de las Américas, el puente sobre el río Tomebamba, mercado Nueve de Octubre,  Milchichig y el patio taller de la avenida México que es el “corazón” del sistema”.

Tras su culminación, la obra será entregada a la empresa ganadora para la operación del tranvía. La directora encargada del proyecto, Mónica Quezada, indicó que al momento están de candidatas la empresa de tranvías de Tenerife, España, y la de movilidad de Medellín, Colombia.

La operación se realizará con 14 unidades, cada una de ellas con capacidad para 272 pasajeros y en horas pico hasta 300 usuarios; tendrá un recorrido de 21.4 kilómetros; en las avenidas de las Américas y España las paradas se ubicarán cada 600 u 800 metros, en el Centro Histórico estarán a  cada 400 metros, la frecuencia será de 6 minutos en horas pico y 10 minutos en horas valle.

El monto total del proyecto asciende a 277 millones de dólares, de los cuales el Gobierno Nacional tiene comprometido un aporte del 82%, incluido el convenio de ampliación de activos, puntualizó  María Alejandra Vicuña.

Asistentes al acto público

El ministro Paul Granda destacó que no solo se da el apoyo económico sino técnico y de acompañamiento a través de las Naciones Unidas.

Además resulta importante la colaboración de los asambleístas que incluyeron en el proyecto de reactivación económica la remisión de intereses y multas y la exoneración del anticipo a la renta a los frentistas del proyecto.

Añadió que el siguiente nudo crítico a superar es la puesta en operación del sistema para lo cual es necesario trabajar en la comunicación y generación de una cultura ciudadana fuerte en torno al sistema masivo de transporte que marcará un antes y un después en la movilidad de Cuenca.

El alcalde Marcelo Cabrera señaló que a partir de la experiencia negativa con el consorcio español CCRC, con  el que se finalizó anticipadamente el contrato por incumplimiento, para la firma del nuevo contrato fue necesario seguir un riguroso proceso técnico y legal que posibilite prevenir nuevos incumplimientos.

Confiamos que el cronograma de transferencias desde el Gobierno Nacional se cumpla a cabalidad, en consonancia con el compromiso del presidente Lenin Moreno de apoyar a Cuenca, por lo cual le agradecemos infinitamente, dijo.

Informó también que el Concejo Cantonal apoyará a los frentistas permitiendo que la Contribución Especial por Mejoras tenga una reducción significativa.

 

 

 

 

Sé el primero en comentar en «El tranvía tiene que convertirse en sinónimo de progreso y bienestar ciudadano»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*