Transportistas azuayos en multitudinaria marcha contra las políticas de Guillermo Lasso

Las siete ramas del transporte protagonizaron una multitudinaria movilización pacífica, no descartan la suspensión de servicios y medidas más radicales.

La multitudinaria movilización de las siete ramas del transporte de Cuenca y el Azuay, en el centro de Cuenca, la mañana de este martes 21 de junio, exigió al presidente Guillermo Lasso la atención a las demandas del sector y de la mayoría de ecuatorianos, o sencillamente su salida del poder.

La protesta se desarrolló en el marco del paro nacional indefinido convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) que hoy entró en su noveno día.

Más de 5.000 transportistas abarrotaron la calle Bolívar portando carteles y lanzando consignas contra el «gobierno de sordos», en medio de la música festiva interpretada por una banda popular.

Dirigentes condenaron la posición entreguista de los dirigentes nacionales, que, acostumbrados a tomar decisiones «como dueños de hacienda, conversaron con el gobierno sin consultar a las bases.

Esto es suficiente para que Azuay desconozca a esa dirigencia «vendida», expresó Mesías Vicuña, secretario general del Sindicato de Chóferes Profesionales del Azuay, dejando entrever un rompimiento inevitable con ese grupo de dirigentes.

Además Vicuña mencionó la posibilidad de la suspensión de los servicios y medidas radicales en el caso de que el mandatario se niegue a pedidos como la derogatoria del alza de los combustibles o la reposición de la gasolina extra.

Mientras se desarrollaba la marcha de protesta, los buses urbanos mantenían el servicio normal en las diferentes rutas.

Tras una conversación mantenida por más de una hora entre los dirigentes del transporte cuencano y azuayo con miembros de la Gobernación del Azuay, Mesías Vicuña informó que los planteamientos de la clase del volante fueron bien recibidos por los representantes del Gobierno a quienes se les dio un plazo de siete días para que gestionen un diálogo con el presidente Lasso para exponerle personalmente los requerimientos.

Este resultado decepcionó a quienes se encontraban en los exteriores de la Gobernación pues en los siete días y en los que el mandatario se demore para recibirles o no, posiblemente ya habrán reprimido y quizás asesinado a muchos de los hermanos que pelean en Quito y otras ciudades del país para que Lasso escuche y cambie en forma real, o se vaya a su casa.

El pliego

  • Cambio en la calidad de los combustibles, la gasolina Ecopaís y el diésel son pésimos.
  • La seguridad para la ciudadanía y para los trabajadores del volante.
  • Que todos los beneficios que cobijen a las federaciones, también favorezcan a los miembros de base y a aquellos que no son federados.

Sé el primero en comentar en «Transportistas azuayos en multitudinaria marcha contra las políticas de Guillermo Lasso»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*