Transparencia es la prioridad de la Secretaría de Derechos Humanos

Bernarda Ordóñez, secretaria de Derechos Humanos, firma el acta de posesión ante el vicepresidente Alfredo Borrero y el presidente Guillermo Lasso. (Foto cortesía).

La transparencia de los diferentes procesos, proyectos y planes, así como la ampliación de acuerdos con todos los sectores para alcanzar el progreso de los ecuatorianos, es el objetivo central de la Secretaría de Derechos Humanos que tiene como su máxima autoridad a la abogada cuencana Bernarda Ordóñez.

Para avanzar hacia esas metas, señala la comunicación de la entidad, es necesario revisar el panorama actual de los procesos, sobre todo los registros de violencia de género, los relacionados a las comunidades LGBTIQ, los de las organizaciones sociales, así como precautelar los derechos de los movimientos indígenas, con énfasis en la protección de los pueblos en aislamiento voluntario.

El derecho de todos los ecuatorianos por un gobierno abierto obliga a contar con un Código de Ética institucional que fortalezca la transparencia del sector público y que regule la conducta de los funcionarios públicos, que tienen la voluntad y el compromiso de velar por el país, subraya el comunicado institucional.

Añade que la Secretaría de Derechos Humanos garantiza la transparencia de la información en todos los niveles, con el objetivo de alcanzar el “Gobierno del Encuentro” impulsado por el presidente Guillermo Lasso, en procura del bienestar de las diversidades, de la equidad y la inclusión social.

“Hacemos un llamado a todas y todos los colectivos, organizaciones sociales, entidades públicas y privadas, nacionales e internacionales, de Defensa de los Derechos Humanos, a sumarse en esta campaña de unidad, transparencia y diálogo para construir la ruta de trabajo, que nacerá desde la voz de quienes trabajan desde el campo y la ciudad, con el único fin de que todos y todas seamos escuchados, y encontrarnos por la defensa de los Derechos Humanos”, reza la información.

Trayectoria

Bernarda Ordóñez Moscoso es la primera mujer cuencana en llegar a la Secretaría de Derechos Humanos.

Su cargo implica una gran responsabilidad en la equidad, inclusión y sobre todo en la defensa de los Derechos Humanos, con una gestión eficiente, transparente y solidaria, a través del nuevo Código de Ética que erradique el nepotismo y mal manejo de los recursos públicos.

El compromiso de la Secretaría de Derechos Humanos será velar por la transparencia y vencer a la corrupción en unidad con todos los ecuatorianos.

La funcionaria lleva 15 años en la defensa de los Derechos Humanos, sobre todo de mujeres y niñas, por ello siempre porta tres mariposas que recuerdan la violencia, persecución, tortura y asesinato en 1960 de las hermanas Mirabal, hoy símbolos recordatorios de hechos y abusos que no pueden repetirse.

Su objetivo es trabajar en el empoderamiento económico de las mujeres y así romper los círculos de violencia.

Impulsará la reconciliación nacional para abrir puentes de diálogo con todos los sectores, con énfasis en las mujeres, la comunidad GLBTIQ, así como los pueblos y nacionalidades indígenas.

Es feminista e investigadora social. Tiene estudios sobre Mujeres y Justicia Internacional por el American University, Estados Unidos.

En la Organización de Estados Americanos (OEA) colaboró en la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos. Su experiencia profesional está relacionada con la prevención y atención de violencia de género. Experta en diseño de políticas públicas en el ámbito de justicia independiente, desarrollo sostenible, democracia y equidad de género.

Ha desempeñado labores como asesora legislativa en la Asamblea Nacional, Asesora en Género y Derechos Humanos  en el Gobierno Provincial del Azuay.

Sé el primero en comentar en «Transparencia es la prioridad de la Secretaría de Derechos Humanos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*