Tómate tiempo para buscar candidato y mucho más para elegirlo

Gráfica referencial.

Por Pedro Cornejo Calderón

Los partidos y movimientos políticos se encuentran obligados a seleccionar bien a sus candidatos, toda vez que el escenario electoral y el electorado demandan respuestas que permitan superar la crisis política y respondan a sus expectativas de empleo, salud, educación, seguridad y bienestar.

Primero. – ​Luego de la última movilización convocada y liderada por la Conaie, cinco son los elementos que se encuentran presentes en el escenario nacional de cara a las seccionales, a saber:

1.1.-​Las demandas planteadas no serán atendidas y no podrán ser superadas en el período presidencial, teniendo en cuenta que el gobierno no ha modificado su hoja de ruta de profundizar el modelo neoliberal, atender las recomendaciones del FMI, priorizar el fortalecimiento de los aparatos represivos, desmantelar el Estado, implantando uno de tipo asistencial, entregar bienes y servicios al sector privado, y su permanente accionar de faltar a su palabra y no cumplir sus ofrecimientos.

1.2.- ​Persiste la crisis política e institucional, la ciudadanía ha perdido confianza y credibilidad en las instituciones, en la actividad política y los políticos. Sus expectativas son de incertidumbre en torno a mejorar su calidad de vida, conservar o conseguir trabajo, en la reactivación de la economía, acceso a servicios públicos gratuitos de calidad (salud y educación), seguridad y protección por parte del Estado. El pesimismo y el miedo le atrapan, obligándole a aceptar lo sea y en las peores condiciones para superar el mal momento.

Muchas de las instituciones no cuentan con sus titulares, tienen autoridades prorrogadas en sus funciones, han dejado de prestar servicios o los que brindan son de pésima calidad, su representación es limitada y está muy alejada de los ciudadanos y sus requerimientos. La Contraloría dejó transitoriamente de ser el órgano persecutor y dirimente, cediendo el paso a la Procuraduría y al SRI, la Fiscalía con el aval del gobierno y la prensa cada vez actúa cada vez más abiertamente de forma selectiva.

1.3.- ​La polarización y el enfrentamiento se mantiene y acrecienta según las necesidades de las fuerzas políticas, del accionar del gobierno, de las presiones y demandas de sectores productivos y de la prensa, de la intervención grosera de la justicia en la resolución de los problemas políticos y la activación de sus órganos para perseguir a los opositores permanentes o momentáneos.

1.4.- ​Lo nacional va a jugar un papel trascendente en los resultados de las elecciones locales, la actuación, respuestas y cercanía con la ciudadanía van a ser gravitantes en los resultados. Mucho va a incidir la cercanía o distanciamiento con el gobierno nacional y el partido en el poder, la acción parlamentaria y la política de alianzas móviles, el papel jugado por la oposición y los resultados que puedan exhibirse, la presencia e influencia del expresidente Correa, con lo de positivo y negativo que la misma genera, y por supuesto, la gestión al frente de los gobiernos seccionales de las actuales fuerzas políticas

1.5.- ​En Las elecciones locales, el candidato tiene un rol protagónico, de allí la necesidad de saber seleccionarlo adecuadamente, de acompañar a su candidatura un programa realista y ejecutable, y de impulsar una campaña asertiva.

Segundo.- ​La ciudadanía demanda de un candidato con credibilidad, autenticidad, sinceridad, que exhiba un discurso inteligente, persuasivo, argumentativo y propositivo, expresado con un lenguaje sencillo, directo, inclusivo, alejado de la confrontación, el desprestigio y la descalificación del contrincante, pero sin dejar de expresar las diferencias, distancias y una crítica constructiva; que acredite y evidencie liderazgo, que exhiba el cumplimiento de sus promesas a lo largo de su vida pública, que despierte simpatía y muestre  cercanía con sus electores, que apele a la participación y apoyo de sus ciudadanos, que sea empático con sus aspiraciones y demandas, que exhiba conocimiento del espacio territorial en el que trabajará, de los servicios que se prestan, cómo mejorarlos y acercarlos a la gente, de su capacidad de diálogo y escucha con todos los sectores económicos, sociales, culturales, poblacionales, de la  entidad en la que prestará sus servicios y los cambios que va a generar, brindando confianza y seguridad respecto a sus promesas.

Para alcanzar éxito electoral, debemos acercarnos al ciudadano contándole la historia de nuestro candidato, es fundamental que se conozca qué hace, a qué se dedica, con qué conocimientos cuenta, cuáles son sus hobbies, en qué instituciones o empresas trabajó/trabaja, cuáles son sus logros, cuál es su entorno familiar, etc., de esta manera nos acercamos al votante, al ser humano y no solo a través de la política, en síntesis, nos conectamos con sus emociones.

Debemos tener presente que, el ciudadano requiere respuestas que le den solución a sus problemas y demandas, pero que las mismas deben ser creíbles, no demagógicas, ni meramente discursivas. El ciudadano conoce su territorio, sabe lo que le hace falta y tiene en su memoria la serie de promesas electorales no satisfechas ni cumplidas. No se deja fácilmente engañar, pero su adhesión al partido/movimiento, su fidelidad al candidato o la influencia de su entorno, son gravitantes en su voto.

Corresponde conocer a los candidatos adversarios, su historia de vida, su programa de gobierno y las ventajas y desventajas de sus propuestas, los sectores sociales y políticos a los que representa, solo de esta forma se estará en capacidad de interpelarlo, cuestionarlo, enfrentarlo y construir nuestro mensaje y una propuesta creíble.

Tercero. – ​Conforme el panorama de las internas, nos correspondió esperar sentados para conocer los nombres de los candidatos, digo sentados, porque, somos convidados de piedra, nos enterarnos por la prensa o las redes sociales de sus resultados.

Por referencias, se conoció que fueron representantes escogidos por las directivas nacional o provincial los que eligieron a los candidatos de las circunscripciones locales, acogiéndose a una de las tres formas previstas en las normas internas, además que, la mayor parte de procesos fue por video conferencia.

Al respecto cabe indicar que es legal el mecanismo escogido, pero no es legítimo, lo correcto habría sido que quienes nos representen sean elegidos en procesos internos y libres de presión alguna, de esta forma se habría logrado cohesión interna, saldado heridas internas y unitariamente se habría impulsado a los candidatos y sus programas de gobierno local.

Resolver de esta forma las candidaturas, violenta los derechos de los militantes para elegir y ser elegidos, y se afecta la democracia interna, sustituyéndola por el padrinazgo, el amiguismo y la dedocracia. El seguir eligiendo a los mismos, sin alternancia política y generacional, evidencia que no se cuenta con cuadros políticos, prefiriendo “militantes obedientes y no deliberantes”, o, es el preludio de un giro político. Es indudable que hay excepciones, por citar la candidatura de Pavel Muñoz. Me temo que la ley y la democracia interna, se han vuelto mecanismos de control.

Conclusión.- ​Si usted está de acuerdo con lo expuesto, ya sabe qué cualidades, características o atributos, como quiera llamarlo, debe reunir su candidato, y también, ya tiene razones para votar bien. Ahora bien, falta conocer el programa de gobierno, y seguir la campaña electoral, para poder votar bien.

Le pregunto:

¿Cree usted que, por la unidad interna se debe aceptar lo que decidan la dirección nacional o provincial?

¿Considera que, al escoger los candidatos, se han respetado sus derechos?

¿Para usted, los estatutos y normas internas están para cumplirse, o deben sujetarse al interés político del momento?

¿Considera usted que debe procederse a la renovación política y generacional del movimiento?

¿Hay liderazgo y credibilidad en su provincia, cantón o parroquia?

Recuerde, con conciencia, que en sus manos tiene la capacidad de decidir los destinos de su provincia, ciudad o parroquia. Demuestre que no solo está para cargar pancartas, pegar afiches y ser uno más de los que acompaña a la movilización o llena una plaza pública

Los derechos se ejercen, no son una dadiva, no se piden “de favor,” peor de rodillas.

Sé el primero en comentar en «Tómate tiempo para buscar candidato y mucho más para elegirlo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*