Tercer día de protestas en Ecuador: la tensión se traslada a las calles de Quito tras la liberación del líder indígena Leonidas Iza

Protesta en la ciudad de Quito. (Captura de pantalla).

Una numerosa caravana de comuneros llegó al sur de la capital para continuar con las protestas por el incremento de los combustibles.

El paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) entró este miércoles en su tercera jornada, con la llegada de miles de comuneros a la zona sur de la ciudad de Quito, capital del país.

El líder del sector e impulsor de las protestas por el incremento de los combustibles, Leonidas Iza, recuperó su libertad en horas de la madrugada por orden judicial, tras haber sido acusado de paralizar el transporte público en el segundo día de las  manifestaciones, iniciadas el lunes.

Pasado el mediodía, miles de personas llegaban a pie, en camiones o vehículos particulares a la capital ecuatoriana. La masiva columna se trasladó por la avenida Pedro Vicente Maldonado para concentrarse en el centro histórico, donde está la sede del Ejecutivo, frente a un importante despliegue policial y militar, difundió la cadena RT.

En la jornada previa, con Iza aún detenido de forma «ilegal», según denunció la Conaie, la tensión se había elevado producto de la represión policial y los enfrentamientos entre manifestantes y efectivos. Tras esos choques, varias personas resultaron heridas y hubo una decena de detenidos.

La tensión máxima se vivió en las inmediaciones de la sede de la Fiscalía Provincial de Cotopaxi, en la ciudad de Latacunga, donde el dirigente indígena se encontraba detenido. Allí, en horas de la tarde, cientos de personas reclamaron por la liberación de Iza.

Finalmente, en la madrugada de este 15 de junio, la jueza Paola Bedón, quien consideró que el arresto había sido lícito, ordenó su «inmediata liberación y que se presente periódicamente ante la Fiscalía», entre otras medidas alternativas para Iza por «presunta paralización de un servicio público», un delito sancionado con hasta tres años de prisión.

Tras la liberación de Iza, las organizaciones que adhirieron al paro señalaron que mantendrán su «agenda de lucha», que consta de 10 puntos de reclamo al gobierno de Guillermo Lasso.

Entre esas exigencias destaca la reducción del precio de los combustibles, moratoria y renegociación de deudas para 4 millones de familias, precios justos para los productos del campo o la implementación de políticas para fomentar el empleo y los derechos laborales.

La Conaie, que mantuvo varios diálogos sin resultados con el Gobierno, reclama una baja en los precios de los combustibles a 1,50 dólares del galón (3,78 litros) de diésel y a 2,10 de la nafta de 85 octanos.

Por su parte, la petrolera estatal Petroecuador informó que tomará «acciones legales» y denunciará «los actos delictivos de grupos externos» que «pretenden deliberadamente sabotear, amedrentar y paralizar los campos petroleros» en la región amazónica.

La petrolera señala que su actividad productiva ha registrado una pérdida de unos 2.500 barrilles de crudo, que atribuye a «las paralizaciones, sabotajes y vandalismos» en los campos donde se registran las protestas.

Sé el primero en comentar en «Tercer día de protestas en Ecuador: la tensión se traslada a las calles de Quito tras la liberación del líder indígena Leonidas Iza»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*