Servicio de Hemodinamia del Hospital Vicente Corral Moscoso evita muertes a causa de un infarto al corazón

Personal médico de la casa de salud en una de las intervenciones.

Una vital labor preventiva desarrolla desde hace dos años el Servicio de Cardioangiología Intervencionista y Hemodinamia del Hospital Vicente Corral Moscoso permitiendo la solución de casos que antes conducían inevitablemente a la muerte.

Durante este tiempo se ha realizado un total de 2.106 estudios: 500 de cateterismo cardiaco, 560 ecocardiografías y 956 electrocardiografías, procedimientos que permiten el estudio anatómico funcional del corazón para diagnosticar y tratar la mayoría de los problemas cardiovasculares.

“El servicio se implementó ante la necesidad de una atención inmediata a los pacientes con infartos agudos de miocardio con elevación del segmento ST (obstrucción del paso de la sangre a lo largo de una de las tres arterias coronarias), patología que se debe tratar en un tiempo ideal de seis horas y máximo 12 horas, caso contrario el miocardio (músculo del corazón) empieza a deteriorar y a largo plazo producirá insuficiencia cardiaca. Antes de contar con esta unidad el hospital tenía que activar la Red Pública de Salud”, señaló Pablo Quinde, cardiólogo intervencionista, responsable del Servicio.

El intervencionismo cardiaco consiste en introducir por las arterias de la ingle o antebrazo unos tubos finos llamados catéteres para el tratamiento de la arteria obstruida con el implante de un dispositivo milimétrico llamado stent (angioplastia coronaria) y restituir el flujo sanguíneo, de esta manera se disminuye la mortalidad por este tipo de infarto. Según las estadísticas, uno de cada tres pacientes que padecen esta enfermedad, fallece.

“Si tiene un dolor opresivo en el pecho, que se va a la mandíbula, hombros,  brazos, siente ansiedad y sensación que se va a morir tiene que acudir inmediatamente a emergencias o a un profesional en cardiología, no confíe “ya me va a pasar”; le puede dejar de doler, pero a futuro le traerá graves consecuencias”, aconsejó el cardiólogo a la población.

Luca M, paciente de 44 años relató su caso: “Sentí un dolor en el pecho y en los brazos y me faltaba la respiración, mi familia me trajo al hospital y me hicieron un cateterismo sin ningún costo. Estoy muy agradecido por la atención brindada que ha permitido mejorar mi salud”.

El servicio cuenta con un equipo profesional integrado por un cardiólogo intervencionista y dos licenciados en enfermería, se atiende las 24 horas del día, los 365 días del año. Además, los pacientes se benefician con una atención gratuita; un procedimiento hemodinámico diagnóstico en un establecimiento privado tiene un costo que oscila entre 1.800 a 2.000 dólares, y si a esto se suma una angioplastia farmacológica de última generación, llegaría a más de 10.000 dólares.

Sé el primero en comentar en «Servicio de Hemodinamia del Hospital Vicente Corral Moscoso evita muertes a causa de un infarto al corazón»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*