Se continua denunciando anomalías en la Asociación de Empleados del Azuay con motivo de la pandemia.

Imagen referencial

Con una carta abierta, y por la indignación que dice sentir la candidata por las listas 2 a la Asociación de Empleados del Azuay Abg. Ana Barros expresó su malestar y denunció a su decir una serie de anomalías que se están dando en la Asociación de Empleados del Azuay con motivo de la pandemia.

Destacando lo siguiente:

“El directorio actual encabezado por el ingeniero Carlos Córdova, concluyó sus funciones el pasado 30 de Enero del 2020, recién el 31 de Enero convoca a Elecciones para el cambio de Directorio señalando el día 21 de marzo del 2020 como fecha para que se lleven a cabo las mismas; bajo las disposiciones del Reglamento de Elecciones aprobado por ese mismo Directorio el 27 de Junio del 2019, reglamento que no fue  debidamente socializado ni conocido por los socios

Para este proceso eleccionario se inscribieron dos listas, más, sin embargo, el evento fue suspendido de manera unilateral por el actual Directorio y el Tribunal sin la participación de los representantes ni integrantes de las listas; que dicho sea de paso la mayoría de los integrantes del Directorio actual, están postulándose para la reelección por la lista UNO, y algunos van terciar por su cuarto periodo de reelección.

Debido a la emergencia sanitaria, las elecciones fueron suspendidas; y terminado el estado de excepción; el Directorio auto prorrogado en funciones, no convocaba ni señalaba fecha para las elecciones, pero si se permitía convocar a asamblea virtuales para aprobar la venta de lotes de terreno de Racar, bienes inmuebles de la Asociación, sin la debida socialización y conocimiento de los socios, hechos frente a los cuales los integrantes de la lista 2 expresamos nuestro desacuerdo a la forma de llevar estos procesos. Posteriormente nos vimos obligados a presentar una acción de protección para pedir se fije la fecha para las elecciones, y como resultado de la misma, el Ing. Carlos Córdova empeñó su palabra que las elecciones se realizarían en una fecha máxima hasta el 31 de Octubre del 2020, incumpliendo la misma.

Luego de tantas excusas, frente a la insistencia de los asociados y de quienes conformamos la lista 2, resuelven fijar la fecha para el proceso electoral para el día 28 de Noviembre del 2020; pero lo insólito se presenta cuando el día 9 de noviembre a través del representante de lista, se nos hace conocer un REGLAMENTO DE ELECCIONES “REFORMADO”, a ULTIMA HORA, y que regirá las elecciones del 28 de Noviembre, implementándose REFORMAS A LA FORMA DE VOTACION, cuando ya existe un Reglamento de Elecciones que se encuentre vigente y con el cual fuimos convocados a participar y es el que debe regir, situación que violentan el debido proceso, la seguridad jurídica la que tenemos derecho los asociados.

Nuestro Estatuto es muy claro cuando establece que la Asociación de Empleados es una entidad, regida por la Constitución de la República, bajo los principios de Libertad, Igualdad, Solidaridad Justicia, Civismo y ALTERNABILIDAD, principios que el actual Directorio ha venido transgrediendo en todas sus formas, cuando no observan el Estatuto ni el Reglamento de Elecciones, siendo ellos mismo Juez y parte. Es decir, son los que resuelven, los que cambian el Reglamento de Elecciones, son los que determina que el Tribunal elaborará un INSTRUCTIVO DEL CUAL NO SE CONOCE y CON EL CUAL ENFRENTAREMOS LAS ELECCIONES ESTE 28 DE NOVIEMBRE, son el Tribunal de última instancia, son los que cambian de Presidente del Tribunal, desconocen a los miembros del Tribunal Electoral, todo esto sin un debido proceso.

A pretexto de que manifiestan que es una sociedad de derecho privado, hacen y deshacen de la manera que a bien tienen, sin que los organismos llamados a controlar este tipo de Asociaciones lo hagan, a quien les hacemos un llamado para que controlen, porque la omisión de estos deberes también son actos reñidos con la Ley, la ética y las buenas costumbres.

Es importante indicar que el actual presidente de la institución, lleva en el cargo alrededor de 12 años, la pregunta es ¿QUIEREN PEREMNIZARSE EN SUS CARGOS?

Y DEBEMOS COINCIDIR QUE NO ES POR BRINDAR O MEJORAR LOS SERVICIOS A LOS AGREMIADOS.

Cuando por más de una década lo único que han ofrecido son casas, terrenos lotizaciones, pero solamente en época de elecciones.

Cuando han sancionado de manera desproporcional e injustamente a asociados que superan los setenta años de vida restringiéndoles o privándoles de sus derechos por cinco años, solamente por pensar diferente a ellos.

Reformas del estatuto y reglamentos DE FORMA UNILATERAL Y SIN SOCIALIZAR con las personas quienes tienen que observar las normas por ellos impuestas.

Con la disposición de bienes -Venta del terreno del Playón, terreno que fue donado con la condición de ser destinado exclusivamente para beneficio social, como Instituto de Beneficencia pública, un asilo de ancianos, y casas baratas para

Gastos en implementación de un proyecto habitacional que no se concretó.

Aprobación para la venta de lotes de terreno de Racar, sin la debida socialización a todos los socios”.

Dato final

La Asociación de Empleados del Azuay, es una organización con cerca de 100 años de vida institucional, fue fundada por el ilustre ciudadano cuencano, Dr. Antonio Ávila Maldonado en el año de 1927, fue el principal impulsador junto a otros socios, del bello edificio donde funciona este gremio en la esquina de las calles Gran Colombia y General Torres, en la ciudad de Cuenca, es una entidad de finalidad social y ayuda mutua, que se rige por normas establecidas en sus estatutos.

Sé el primero en comentar en «Se continua denunciando anomalías en la Asociación de Empleados del Azuay con motivo de la pandemia.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*