Sacerdote cuencano acusado de violación dimite del clero

Ilustración del sacerdote César Cordero tomada de Internet.

Ilustración del sacerdote César Cordero tomada de Internet.

Tras el debido proceso canónico seguido por El Vaticano en contra del sacerdote cuencano, César Cordero Moscoso, por abuso sexual y violación a varios niños, décadas atrás, el religioso dimitió del clero “de manera permanente y perpetua en el tiempo”, la tarde de este jueves 4 de octubre, informó la Arquidiócesis de Cuenca.

“Luego de haber cumplido el debido proceso canónico en contra del Dr. César Augusto Cordero Moscoso y de haber sido debidamente notificado, el día de hoy 04 de octubre de 2018, a las 16h00. El resultado de dicho proceso ha sido su dimisión del estado clerical de manera permanente y perpetua”, señala el comunicado oficial de la Arquidiócesis.

De esta manera concluyó el proceso canónico iniciado en abril del año en curso, respetando los tiempos para la presentación de la acusación formal de las víctimas y la respectiva investigación, añade el documento.

Al precisar que ésta es la máxima pena que la Iglesia puede infligir en estos casos, la Curia cuencana aclara que la responsabilidad legal no es institucional, sino personal, sin embargo, “como institución hemos actuado con verdad, transparencia y celeridad, exigidas por la ley canónica”.

El comunicado agrega que como Iglesia Católica de Cuenca “estamos comprometidos con firme decisión de seguir trabajando para erradicar todo abuso físico, psicológico y sexual, que pueda darse al interior de las familias y en las instituciones de cualquier índole, de manera particular contra los menores de edad, así como también acompañar espiritualmente a las víctimas”.

Sé el primero en comentar en «Sacerdote cuencano acusado de violación dimite del clero»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*