Rusia y Estados Unidos se abren a un nuevo proceso de relaciones tras cumbre de Helsinki

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dan una rueda de prensa conjunta al finalizar su primera cumbre, en Kelsinki

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dan una rueda de prensa conjunta al finalizar su primera cumbre, en Kelsinki, la capital de Finlandia (Captura de pantalla tomada de RT)

Rusia y Estados Unidos inician un nuevo camino en el que la cooperación y la lucha conjunta por la paz sean la base de las nuevas relaciones, tras la primera cumbre entre los presidentes Vladimir Putin, de Rusia, y Donald Trump, de Estados Unidos, en Helsinki, capital de Finlandia, este lunes 16 de julio.

“Las conversaciones con el presidente de EE.UU., Donald Trump, se celebraron en un ambiente franco y profesional. Las considero muy exitosas y útiles”, declaró Vladímir Putin, en rueda de prensa conjunta al finalizar el diálogo con su homólogo estadounidense.

Putín expresó su esperanza de que las conversaciones de este 16 de julio marquen los primeros pasos para mejorar las relaciones entre las dos superpotencias.

“Es evidente para todos que las relaciones bilaterales entre Rusia y EE.UU. están viviendo un período difícil. No obstante, estas dificultades y la tensa atmósfera actual no tienen razones objetivas”, “la Guerra Fría terminó hace mucho tiempo” y “la época de agudo enfrentamiento ideológico quedó muy atrás en el pasado”, reconoció Putín, citado por el portal Actualidad RT.

Según el líder ruso “la situación en el mundo ha cambiado cardinalmente”, por lo que actualmente ambos países se enfrentan a desafíos y riesgos comunes y es necesario que unan esfuerzos.

Putin indicó que Moscú está dispuesta a desarrollar la cooperación con Washington en varios ámbitos, incluidos la lucha contra el terrorismo y la ciberseguridad. Asimismo, el mandatario aseveró que las partes rusa y estadounidense deberían liderar juntos el establecimiento de la paz en Siria y la cooperación humanitaria en este país árabe.

“La solución de la tarea de establecer la paz y la armonía en este país podría convertirse en un ejemplo de trabajo conjunto exitoso. Rusia y EE.UU., sin duda, pueden tomar el liderazgo en este asunto”, sostuvo el mandatario ruso. Moscú y Washington podrían interactuar para superar la crisis humanitaria en este país árabe y ayudar a que los refugiados regresen a sus hogares, añadió.

Por otro lado, el presidente ruso dijo que ha entregado a su homólogo estadounidense un escrito con propuestas relacionadas con la no proliferación de armas nucleares.

“Siendo las mayores potencias nucleares, tenemos una responsabilidad especial para la seguridad internacional. Creo que es importante –y hemos hablado de ello– entablar un diálogo sobre los problemas de estabilidad estratégica y la no proliferación de las armas de destrucción masiva”, añadió Putin.

Además, Putin hizo hincapié en que entre Rusia y EE.UU. hay suscrito un acuerdo de asistencia judicial en materia penal, en el marco del cual el fiscal especial Robert Mueller, que dirige las pesquisas sobre la supuesta interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU., “puede enviar una solicitud oficial con el objetivo de llevar a cabo los interrogatorios de aquellas personas que considera culpable de estos crímenes”.

De su parte, Dodald Trump anunció que la cumbre en Helsinki es “solo el comienzo de un largo proceso” en las relaciones bilaterales y es un “muy buen comienzo” para todos.

En este sentido Trump reconoció que “Rusia ayudó a EE.UU. a derrotar al Estado Islámico en Siria”, de lo cual se mostró agradecido.

“Las relaciones entre Rusia y EE.UU. nunca han sido peores que actualmente, pero la situación ha cambiado radicalmente después de la cumbre en Helsinki”, destacó Trump, tras abogar por que Washington y Moscú encuentren una oportunidad de cooperar “si quieren encontrar formas de mejorar la situación en el mundo”.

Así, el líder de EE.UU. indicó que está seguro de que Moscú trabajará junto con Washington en la desnuclearización de Corea del Norte.

Durante la rueda de prensa conjunta, Trump declaró que consideraba correcto tratar durante su encuentro con Putin sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016, pero Putín reiteró que el Estado ruso nunca ha interferido y no tiene intención de interferir en los asuntos internos de EE.UU., incluyendo el proceso electoral.

En territorio estadounidense llovieron las críticas de desaprobación a la cumbre en la que el mandatario Trump demostró más debilidades que fortalezas frente a su homólogo ruso.

Sé el primero en comentar en «Rusia y Estados Unidos se abren a un nuevo proceso de relaciones tras cumbre de Helsinki»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*