Richard Martínez se fue de “Finanzas” y dejó un país destruido y enrumbado al abismo

Richard Martínez, ex ministro de Finanzas. (Foto Internet).

Con la intención de asumir funciones dentro del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Richard Martínez renunció al Ministerio de Finanzas este miércoles 7 de octubre y en su lugar asumió Mauricio Pozo, controvertido exministro del derrocado presidente Lucio Gutiérrez.

Martínez, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Industrias del Ecuador (2015) y presidente ejecutivo de la Cámara de Industrias y Producción (2014-2018) desarrolló su gestión en Economía y Finanzas desde el 15 de mayo de 2018.

A su salida deja cifras de espanto, pese a que el Gobierno Nacional, los poderosos sectores financieros y productivos, y él mismo, han defendido “a capa y espada” una gestión que, para ellos, le deja bien enrumbado al Ecuador.

Según el informe del Instituto de Estadísticas y Censos (INEC), citado por radio La Calle, en agosto del presente año, sobre empleo, subempleo y desempleo, entre junio de 2019 y junio de 2020, 1’852.410 personas perdieron su trabajo. Pero Moreno prometió la creación de un millón de empleos.

El subempleo se incrementó de forma considerable y de acuerdo al informe de esa fecha, 953.688 personas integraban el sector. Claro que como excusa y escudo se tomó el tema de la pandemia.

Hasta junio de 2020, 10.000 personas fueron despedidas de manera intempestiva y 270.000 fueron desafiliadas del Instituto de Seguridad Social (IESS). Solo el año anterior se sumaron 540.890 nuevos pobres a las estadísticas.

Al finalizar mayo de 2020, la deuda pública ascendió a 58.418 millones de dólares, cuando a mayo de 2017 ese monto sumaba 42.000 millones de dólares. La deuda externa en mayo de este año representaba 41.564 millones de dólares. Pero el gobierno al que “sirvió” Martínez no ha inaugurado ni la colocación de una primera piedra o una teja, peor un centímetro de alguna nueva carretera o puente.

Como paradoja, en marzo de 2019 el exministro pactó con el Fondo Monetario Internacional un préstamo 4.200 millones de dólares.

En marzo de 2020 y en plena pandemia Martínez decidió pagar 324 millones de dólares a los tenedores de bonos de la deuda externa para buscar un nuevo crédito de 2.000 millones de dólares.

El pasado 4 de octubre, Moreno anunció la llegada de 2.000 millones de un desembolso total de 6.500 millones. Dinero del FMI que según Moreno, serviría para saldar las deudas del Estado.

Para Martínez y el actual gobierno la Constitución solo sería un papel viejo

Richard Martínez habría dejado el Ministerio de Finanzas para formar parte del equipo de trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) comandado por Mauricio Claver-Carone, como Vicepresidente de Países en ese organismo.

Sin embargo, de acuerdo al Art. 153 de la Constitución ecuatoriana, ningún exministro puede trabajar en un organismo económico internacional durante dos años después de abandonar el cargo.

“Quienes hayan ejercido la titularidad de los ministerios de Estado y las servidoras y servidores públicos de nivel jerárquico superior definidos por la ley, una vez hayan cesado en su cargo y durante los siguientes dos años, no podrán formar parte del directorio o del equipo de dirección, o ser representantes legales o ejercer la procuración de personas jurídicas privadas, nacionales o extranjeras, que celebren contrato con el Estado. Bien sea para la ejecución de obras públicas, prestación de servicios públicos o explotación de recursos naturales, mediante concesión, asociación o cualquier otra modalidad contractual, ni ser funcionarias o funcionarios de instituciones financieras internacionales acreedoras del país”, dispone la Carta Fundamental.

De manera que cualquier intención de comandar cualquiera de las áreas de este organismo es una afrenta a la Constitución de la República.

1 comentario en «Richard Martínez se fue de “Finanzas” y dejó un país destruido y enrumbado al abismo»

  1. Pues TARDE O TEMPRANO….las cosas CAEN POR SU PROPIA ACCIONAR EN LA VIDA…
    Martinez se vs…y nos queda otro que tambirn es peor o ogial que El

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*