Radio Ondas Azuayas cerró sus transmisiones por asfixia económica

Gustavo Cardoso Martínez, conduciendo el noticiero el 27 de abril de 2020. (Captura de pantalla).

 

En un marco de asfixia económica extrema, de presiones políticas y de otros condicionamientos, la mañana de este domingo 7 de junio la radio estación Ondas Azuayas, de Cuenca, emitió su último noticiero, cerrando de esta manera un largo periodo de 72 años de actividades periodísticas y de educación y de entretenimiento.

Por iniciativa de los hermanos José Antonio y Alberto Cardoso, la radio inauguró sus transmisiones oficiales el 12 de abril de 1948, con un pequeño transmisor de construcción casera, recordó Fausto Cardoso, director de la estación, en el último editorial leído esta mañana en el programa número 1.401 de Voces de la Ciudad, también el último de este largo ciclo.

La década 1950-1960 fue la “época de oro” de “La Decana” al multiplicar su potencia con alcance nacional e internacional y convertirse en un referente informativo y en una entidad dinamizadora del arte y la cultura.

La voz cuestionadora de José Antonio Cardoso derivó en la persecución por parte del poder político y de los grupos de la derecha que inclusive colocaron explosivos en algunas puertas de las iglesias, endosando la acción a los hermanos Cardoso, con las consecuentes amenazas de excomunión y agresiones de todo tipo.

En 1956, una orden del presidente Velasco Ibarra clausuró la radio durante 8 días, tres años más tarde José Cardoso fue detenido; sin embargo, 10 años después, el mismo mandatario reconoció a la emisora por su fructífera labor en beneficio de la cultura e información.

A fines de 1960 el sistema de comunicación contaba con tres medios: Ondas Azuayas, Radio Reloj y el Canal 5 de televisión, adquirido posteriormente por la empresa Ecuavisa.

La estación fue escuela para reconocidos periodistas de Cuenca como Osmara de León, Enma Villa, Fabián Molineros, Jorge Piedra Ledesma, José Edmundo Maldonado (Mauricio Babilonia), Galo Orellana, los hermanos Carpio Cordero, entre otros precursores de la radio,

En el último tramo de la vida democrática del Ecuador, Ondas Azuayas mantuvo su voz crítica frente a los poderes de turno, incomodando a muchos de sus conspicuos representantes, eso derivó en la asfixia económica, extorsiones y amenazas que hoy culminaron con el cierre de la estación, según el editorial transmitido.

A ello hay que agregar la tremenda estocada de la pandemia del coronavirus y el inexorable avance de las plataformas digitales en Internet que han colapasado ya a varios medios de comunicación, especialmente las radios.

En Cuenca han desaparecido estaciones de gran presencia en AM: radio América, Popular, El Mercurio, Visión, radio Cuenca; recientemente dejó de circular diario El Tiempo.

Sentidas voces ciudadanas y de los colaboradores de la estación emitieron sus mensajes de solidaridad por la partida, pero también de buenos augurios para un nuevo comienzo, en la transmisión del programa de esta mañana que se extendió hasta las 11h40.

Sé el primero en comentar en «Radio Ondas Azuayas cerró sus transmisiones por asfixia económica»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*