Qué implicaciones tiene el estado de excepción para la provincia del Azuay

Concentración en las inmediaciones del Parque Calderón, en Cuenca, la noche del miércoles 29 de junio de 2022.

Desde la tarde de este miércoles 29 de junio se encuentra vigente el estado de excepción “por grave conmoción interna” decretado por el presidente Guillermo Lasso para las provincias de Azuay, Imbabura, Orellana y Sucumbíos. Tendrá una duración de 30 días.

De acuerdo a la disposición, en esos territorios se han registrado atentados contra áreas reservadas de seguridad como campos petroleros y complejos hidrocarburíferos, además se han producido bloqueos viales que derivaron en el desabastecimiento de medicamentos, oxígeno para hospitales y clínicas, combustibles y alimentos.

El Decreto No. 463 suspende el derecho de libertad de asociación y reunión de manifestantes que deriven en hechos de violencia; establece el toque de queda en Azuay, desde las 21h00 hasta las 05h00 del día siguiente y de 19h00 a 05h00 en Orellana y Sucumbíos; autoriza las requisiciones que se deban efectuar.

Restricciones en Azuay

En los espacios donde rija el estado de excepción, el Ministerio de Gobierno podrá autorizar eventos públicos, actividades turísticas y similares donde no exista riesgos de violencia, previo su evaluación.

Las personas inmersas en estas excepciones deberán acreditarlo documentadamente. La Policía Nacional, Fuerzas Armadas y/o los agentes de tránsito están facultados para exigir la documentación que acredite encontrarse en una actividad exceptuada a toda persona que circule en el horario de toque de queda.

VER AQUÍ EL DECRETO COMPLETO

Sé el primero en comentar en «Qué implicaciones tiene el estado de excepción para la provincia del Azuay»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*