Profesores fiscales se resistieron a iniciar clases por atrasos en sus sueldos

Parte de las maestras de la Unidad Educativa Francvisca Dávila en el plantón de este martes 1 de septiembre.

 

Varios establecimientos educativos públicos se resistieron a iniciar el nuevo año lectivo este martes 1 de septiembre como protesta ante el atraso de dos meses de sueldos por parte del Gobierno Nacional.

Entre esas unidades estuvo la Unidad Educativa Francisca Dávila, al norte de Cuenca, cuyo personal docente efectuó un plantón en señal de descontento, la medida se repetirá este miércoles.

Mónica Avila Durán, rectora del establecimiento expresó que el no pago de sus haberes produce mucho malestar y necesidades en las familias, muchas de las maestras son madres de familia, jefas de hogar.

Indicó que desde la media noche de este lunes 31 de julio empezaron a efectuar algunos depósitos de julio, pero de agosto no hay señales de pago y crece el temor de que se vaya a ir acumulando la deuda.

No toman en cuenta que con la educación virtual los docentes han tenido que endeudarse en nuevas computadoras, planes de internet de mayor capacidad, teléfonos, tabletas y otros dispositivos para poder conectarse a plataformas pagadas y así satisfacer las necesidades de los alumnos y padres de familia, dijo.

Precisó que la plataforma facilitada por el Ministerio de Educación prácticamente es inservible, se cae a cada momento.

A ello hay que sumar las tarifas de luz, agua, la alimentación diaria, medicinas porque los familiares de muchos maestros están contagiados de Covid-19 y si no disponen de los recursos económicos básicos “el déficit emocional es enorme”, enfatizó.

Sé el primero en comentar en «Profesores fiscales se resistieron a iniciar clases por atrasos en sus sueldos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*