Presidente Moreno asegura que no emitirá decreto alguno hasta conclusión de diálogo.

Lenin Moreno, presidente de Ecuador. (Foto archivo).

El presidente de la República, Lenín Moreno, lideró la Mesa de Diálogo Nacional instalada el pasado 31 de octubre en el Palacio de Gobierno. El encuentro, en el cual participaron representantes de trabajadores, artesanos, campesinos, indígenas, transportistas, académicos, ganaderos, productores, cámaras y gobiernos autónomos descentralizados, tuvo como objetivo establecer un espacio que permita acercarse a los mejores mecanismos disponibles, reales y posibles para la focalización de los subsidios.

El Jefe de Estado anunció que no se emitirá decreto alguno hasta que no se hayan concluido los procesos de diálogo que lleva a cabo el Gobierno Nacional. “De acuerdo con la resolución que mantuvimos en la reunión con la Conaie [Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador], es importante recalcar que el sistema de subsidios se va a hacer, un subsidio que sea justo, equitativo, focalizado y que sirva para cumplir con el objetivo ético y moral de no favorecer a los que más tienen y de no desfavorecer a los que menos tienen”, señaló.

El Presidente recordó que parte del acuerdo fue la derogación del decreto 883 para la elaboración de uno nuevo, por lo que lamentó la ausencia de la Conaie en los procesos de diálogo y manifestó su preocupación por la negativa de esta organización para ampliar las conversaciones sobre temas fundamentales para el país. “Ellos pidieron que el diálogo sea abierto, pero ahora todo se hace a escondidas”, sentenció. Además, instó a la Conaie para que se cumplan los compromisos establecidos: “La palabra del ser humano, de un hombre, de un mandatario, de un dirigente social debe ser ‘Ama Llulla’, no mentir (…) Por favor, les pedimos cumplir con su palabra y acudir al diálogo”.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, resaltó que el Presidente se ha reunido en persona con muchas organizaciones sociales durante las últimas semanas y destacó que lo importante es pasar “a un diálogo en el que no solamente conversemos entre un sector y el Presidente, sino entre todos los sectores (…) De un diálogo bilateral que ya ha tenido el Presidente con algunos sectores, a un diálogo que incorpore a nuevos sectores”.

“Esta es una invitación amplia pero no es ni la única, ni la definitiva, ni la última; sino para que estas reuniones, que el propio Presidente ha dirigido, vayan convirtiéndose en un espacio más amplio y más grande para tomar decisiones que le interesan al país”, recalcó.

Por su parte el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, destacó la valentía y sinceridad con la que representantes de organizaciones sociales, empresariales, artesanales y de universidades se expresaron en la mesa de diálogo, con “posiciones diferentes” y sin “ningún cálculo”. Dijo que a pesar de que los participantes tengan preocupaciones, han valorado la búsqueda por parte del Gobierno de una fórmula que permita desmontar los subsidios y focalizarlos de manera que no afecten a las personas más vulnerables.

Respecto al tema agrícola, el ministro Martínez mencionó la propuesta de la ampliación de la agenda de este sector para tratar temas como el mejoramiento para el acceso a créditos y garantías, la eliminación de restricciones administrativas para las juntas de agua. “Es decir que cualquier decisión que tome el Gobierno que pudiera afectar la estructura de costos en el campo tenga una compensación adecuada a través de la reducción de otros mecanismos”, aclaró.

El ministro indicó que todos coinciden en que los subsidios no deben favorecer al narcotráfico ni al contrabando y que estos deben tener un sentido de justicia con los pobres. “Existe una reflexión profunda sobre el desperdicio de los recursos en subsidios (…) Son cerca de USD 40 mil millones en los últimos 15 años. Se hablaba de una cifra de más de USD 100 mil millones en los últimos 45 años”, señaló.

Por su parte, el secretario General de Comunicación, Gabriel Arroba, mencionó que el primer acuerdo al que se ha llegado en la Mesa de Diálogo es establecer que se busca la solidaridad de quienes más tienen para crear oportunidades dirigidas hacia quienes menos tienen. El ministro de Transporte y Obras Públicas, Gabriel Martínez, señaló que los procesos de diálogo “nos dan una visión mucho más amplia de cuáles son las verdaderas necesidades de cada sector y cómo podemos construir una política pública que tenga como primer sentido no afectar a quienes tienen más necesidades”.

Los representantes de las organizaciones sociales asistentes expresaron su gratitud con el Gobierno Nacional por el proceso. Luis Simbaña, presidente Nacional de la Confederación de Pueblos y Nacionalidades del Ecuador AMARU, saludó la decisión del Presidente de la República de no emitir un nuevo decreto hasta que no se concluyan las mesas de diálogo con todos los sectores, criterio con el cual coincide Santos Villamar, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (FENOCIN).

Asimismo, Richard Gómez, presidente de la Asociación de Trabajadores Eléctricos del Ecuador y dirigente nacional de la CUT, ratificó su compromiso al diálogo con el Gobierno Nacional y el respaldo al presidente Moreno, a la democracia y al orden constituido.

Fernando Valdez, presidente de la Unión Nacional de Taxis Ejecutivos del Ecuador, UNATEC, felicitó al Gobierno Nacional por conformar las mesas de trabajo y agregó que no están en contra de las aplicaciones digitales de servicio de taxis, pero que el trabajo debe desarrollarse con vehículos legales. “Nos sumaremos a estas mesas de diálogo lideradas por el Ministerio de Transporte. El taxista ecuatoriano ejecutivo mejorará el nivel de servicios y combatirá la informalidad y la ilegalidad”, precisó.

Pablo Zambrano Albuja, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Industrias del Ecuador, destacó la participación de diferentes sectores de la sociedad; al igual que Fernando Samaniego, presidente de la Federación Nacional de Organizaciones Campesinas del Ecuador (FENOC), quien mencionó: “vemos complacidos que hemos sido llamadas todas las organizaciones sociales. Además, dejamos claro que la Conaie no representa a todo el sector indígena. Nosotros tenemos nuestras propias organizaciones y pensamos nuestras propias ideas”, señaló.

El sector artesanal también tuvo su representación en esta mesa. Luis Sánchez, presidente de la Confederación de Artesanos Profesionales del Ecuador, llamó a la tranquilidad a los más de dos millones de artesanos en el país y destacó la política de diálogo del Estado. “Por primera vez el artesanado ha sido invitado a una mesa de diálogo, lo cual vemos próspero (…) Estaremos en el diálogo permanente con el señor Presidente de la República, agradeciéndole por la productividad y el apoyo económico que ha venido dando al artesanado del país”, indicó.

Mientras que Piedad Soto, presidenta de la Federación de Artesanos del Azuay, afirmó que el Primer Mandatario “nos ha ofrecido una política de articulación entre los ministerios y la clase artesanal organizada para que nos asesoren, nos capaciten y podamos obtener productos de calidad, y buscar mercados nacionales e internacionales”.

El Presidente de la República estuvo acompañado en este evento también por el ministro del Trabajo, Andrés Madero; el secretario Particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán; el secretario General de la Presidencia, José Agusto; y el presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Paúl Granda.

En otros temas, el Mandatario también se refirió a la importancia de contar con escuelas técnicas que permitan hacer actividades que repercutan en el desarrollo. “Es la tecnología y la capacidad de transformar la realidad y volverla práctica la que permite salir adelante a los pueblos”, manifestó y anticipó que en los próximos días dará un importante anuncio que beneficiará, principalmente, a los jóvenes que están buscando una actividad productiva.

Sobre el tema del turismo, el Mandatario manifestó que una de las acciones en este sector será actualizar la imagen de la ‘marca país’ a fin de que se ajuste a lo que representa en realidad el Ecuador, y que sea considerada también por las Cámaras de Turismo para su aplicabilidad. Asimismo, expreso que “el IESS debe promocionar los créditos quirografarios destinados para la promoción turística dentro del Ecuador”, a fin de activar a este sector tan importante para la nación.

El Jefe de Estado insistió en su preocupación por los actos vandálicos desarrollados en las manifestaciones y por la destrucción de una parte del edificio de la Contraloría General del Estado, lugar donde se encontraban los expedientes de los procesos que se seguía a la gente “corrupta del gobierno anterior”.

Finalmente mencionó que llama la atención que un grupo de dirigentes se haya refugiado en una embajada cuando no había ningún tipo de acusación en su contra: “cada quien tendrá que responder por su comportamiento”.

Sé el primero en comentar en «Presidente Moreno asegura que no emitirá decreto alguno hasta conclusión de diálogo.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*