Presidente Moreno anunció decisiones económicas para optimización de recursos públicos.

Presidente de la República del Ecuador Lenin Moreno.

La mañana de este 19 de mayo, el presidente de la República, Lenín Moreno Garcés, anunció las decisiones adoptadas por el Gobierno Nacional que le permitirán al país enfrentar los estragos generados por la pandemia del COVID-19.

Estas incluyen priorizar los gastos del sector público, precautelando lo esencial: salud, educación, seguridad y protección social; destinar financiamiento a la reactivación productiva y ajustar los precios de los combustibles.

Al respecto, el Primer Mandatario señaló que Ecuador dejará de recibir USD 8.000 millones por la emergencia que se vive a escala mundial. Esta cifra se suma al déficit de USD 4.000 millones del Presupuesto General del Estado (PGE). Es decir, se han perdido ingresos por USD 12.000 millones.

Además, indicó que la crisis ha provocado que 150.000 ecuatorianos perdieran su trabajo por el cierre de empresas, pese a los esfuerzos para mantenerse a flote. “¡El país jamás ha enfrentado una situación tan grave!”, manifestó.

Por ello, el Jefe de Estado anunció que está en marcha un recorte de gasto público de más de USD 4.000 millones, correspondientes a los siguientes rubros: masa salarial (USD 980 millones), bienes y servicios (USD 400 millones), gasto de capital (USD 1.300 millones); y por la renegociación de la deuda, se ahorrarán USD 1.300 millones en intereses.

En el caso de la Función Ejecutiva, con el afán de cuidar la salud de los servidores públicos, evitar aglomeraciones y optimizar recursos, la jornada laboral pasará de ocho a seis horas diarias con una remuneración equivalente y se priorizará el teletrabajo. Se exceptúa de esta medida al personal de salud, Policía Nacional, Fuerzas Armadas y de entidades de seguridad.

Al respecto, el Presidente resaltó que –por la importancia de la educación y la trascendencia que tiene para el futuro–, la jornada de los docentes se reducirá solo una hora. “Esta decisión nos permitirá no desvincular a ningún maestro”, puntualizó.

Además, desde el 1 de junio, se fortalecerá la teleducación, a través de los medios públicos y las plataformas tecnológicas. En este sentido y en concordancia con la política de austeridad propuesta desde el inicio del Gobierno, en tres años se han eliminado 43 entidades. Ahora, se prevé la supresión y/o fusión de 10 más. Adicionalmente, está planificada la eliminación de siete empresas públicas. Entre estas, la aerolínea TAME –que ha perdido más de USD 400 millones en los últimos cinco años– y entrará en liquidación, preservando las rutas que conectan lugares que no tienen alternativas privadas.

También, se cerrarán algunas embajadas, oficinas diplomáticas y 70 funcionarios del servicio exterior, regresarán al país. Asimismo, detalló que los poderes del Estado, reunidos en el Consejo de Seguridad Pública del Estado (Cosepe) y sensibles ante los desafíos que enfrenta el país por el impacto económico de la pandemia, presentarán hasta finalizar el mes de mayo, un ahorro de entre el 10 y 15% de los presupuestos en gasto corriente.

En cuanto al reordenamiento de la deuda externa, el Primer Mandatario señaló que el pago de USD 341 millones que se efectuó en marzo, le permitió al país un ahorro de USD 1.300 millones por intereses y, además, logró obtener USD 1.400 millones de los organismos multilaterales en condiciones muy favorables. “Estos son recursos que se destinan a seguir salvando vidas, a proteger a los más vulnerables y a reactivar la economía”, precisó. En consecuencia, informó que se destinarán USD 750 millones para fortalecer los sistemas de salud y protección social.

Adicionalmente, detalló el programa de financiamiento de más de USD 1.000 millones que se implementará para la reactivación productiva. Al respecto, anunció que -desde el 25 de mayo- las micro, pequeñas o medianas empresas podrán acceder al crédito Reactívate Ecuador, con el fin de que cubran las nóminas, costos operativos y otras necesidades. Los préstamos se otorgarán con tasas de hasta el 5%, 36 meses plazo y seis meses de gracia, a través de bancos y cooperativas.

En cuanto al costo de los combustibles, el Presidente de la República aclaró que este ha disminuido en todo el mundo por la caída del precio de barril de crudo y otras condiciones del mercado internacional. Sin embargo, el sistema que se maneja en el país, no permite que la ciudadanía se beneficie de este descenso. Para contrarrestar la situación, se implementará unnuevo sistema que, actualmente, permite reducir el precio de la gasolina Extra y la Ecopaís, de USD 1,85 a 1,75; y el  precio  del diésel, a USD 1. Sobre este tema, anunció que -en adelante- se establecerá una banda que impedirá que el precio de los derivados suba drásticamente y afecte a la ciudadanía.

Finalmente, destacó la aprobación de las Leyes de Apoyo Humanitario y la de Ordenamiento de las Finanzas Públicas. La primera, porque permite establecer acuerdos entre empleador y empleado, con el fin de mantener las plazas de trabajo y que las empresas no quiebren. Mientras, la segunda norma transparenta y ordena la economía nacional. “Ofrecimos, al asumir el Gobierno, poner la casa en orden y con esta iniciativa, cumplimos nuestra palabra”, dijo.

Para el Gobierno Nacional, estas acciones apuntan a un triple objetivo: preservar la vida, sostener los empleos e impulsar la productividad. Por ello, el Mandatario hizo un llamado a enfrentar las dificultades que atraviesa el país y el mundo con esperanza, unidad y solidaridad. “No defraudemos a la patria. ¡Al Ecuador lo sacamos entre todos!”, expresó.

Sé el primero en comentar en «Presidente Moreno anunció decisiones económicas para optimización de recursos públicos.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*