Prefectura emite informe técnico sobre impactos ambientales en cantones azuayos

Representantes institucionales y comunitarios denuncias agresiones a las fuentes de agua en Nabón y Oña.

Un total de 77.672,98 metros cuadrados de bosques primarios y pajonales de los cantones Nabón y Oña han sido intervenidos con graves afectaciones al medio ambiente, especialmente a las fuentes de agua. Esto lo revela el Informe Técnico Ambiental presentado por el prefecto Yaku Pérez la mañana de este miércoles 29 de julio.

El acto se desarrolló con la presencia del Colectivo por el Agua y la Vida, el presidente del Gad de Cochapata, la Dirección de Gestión Ambiental del Gobierno Provincial y el prefecto azuayo.

Previa coordinación entre la Prefectura, los comuneros y usuarios de los sistemas de agua de Bayán-Granadillas y Chancay-Tambo Viejo, el pasado 25 de junio, un equipo multidisciplinario de la Dirección de Gestión Ambiental de la Prefectura y varios usuarios de los sistemas de agua recorrieron la zona para para identificar las agresiones a las fuentes que abastecen 6 canales de riego históricos y cubren la demanda de agua de 14 comunidades de Nabón y de Oña,

Durante el recorrido, la delegación verificó la remoción de la cobertura vegetal para la apertura de vías, así como la construcción clandestina de conducciones y reservorios, incluyendo el desbroce de vegetación. Hay que resaltar que el proceso de remoción de tierras y vegetación de manera antitécnica, causa erosión, desestabilización de los terrenos y afectación a la fauna local.

Además, con esta actividad se altera el ciclo y equilibrio hidrológico que mantiene la zona de páramo, alterando la calidad de agua y su armonía con las especies presentes en la zona.

Apertura de Vías

Preocupación especial en las autoridades y comuneros es la apertura de vías dado que esta acción altera el páramo, provoca sobresaturación de suelos y el rompimiento de los flujos o escorrentías superficiales y sub superficiales con el correspondiente rompimiento del balance hídrico, y la alteración del ciclo hidrológico.

Además, la fragmentación de los ecosistemas por el retiro de cobertura vegetal y de materiales para la conformación de las vías provoca la alteración de las condiciones edáficas (pH, humedad, contenido de nutrientes, composición química, tamaño de la partícula del suelo, conductividad eléctrica, concentración de sales, entre otras), destrucción del hábitat natural y de los procesos de reproducción de flora y fauna, mucho más cuando se trata de zonas de gran sensibilidad ambiental y ecosistémica como son los páramos andinos.

Otro impacto poco considerado, pero no menos importante que provoca la apertura de vías es el rompimiento de la belleza paisajística y del entorno natural del ecosistema páramo.

Pronunciamientos

Todas las actividades detectadas están dentro del Área de Bosque y Vegetación Protectora “Subcuenca Alta del Río León y Microcuencas de los ríos San Felipe de Oña y Shincata”, señaló Marcelo Quishpe director de Gestión Ambiental.

El informe técnico ambiental, se presentará ante la fiscalía para que con las autoridades responsables investiguen el caso, anunció el prefecto Yaku Pérez.

De su lado, Octavio Tocto, Presidente del Colectivo por el Agua y la Vida de Cochapata, expresó que por más de cuatro años vienen defendiendo el agua de los páramos, ahora se han sumado problemas de extracción minera, afectando el líquido vital.

Necesitamos frenar el cultivo de pastos que tienen la finalidad de impulsar la crianza de ganado, si ello ocurre, nuestra parte alta de Cochapata se verá afectada y por ende nuestras fuentes de agua, predijo Franklin Morocho, presidente del GAD de Cochapata.

Sé el primero en comentar en «Prefectura emite informe técnico sobre impactos ambientales en cantones azuayos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*