Prefecto del Azuay Bolívar Saquipay rechaza el Centralismo.

El Prefecto provincial considera que lo que debería pensar el Gobierno es que ese centralismo excesivo complica la gestión y la administración pública.

Ante la noticia de trasladar la matriz de la Empresa Pública Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC-EP), de Cuenca hasta Quito, el Prefecto del Azuay manifestó su inconformidad, debido a que por tradición y eficiencia, las empresas generadoras de energía se han instalado en la zona sur del país, proyectos emblemáticos como la Hidroeléctrica Paute; Mazar; Cardenillo, han gestado un correcto proceso en el manejo de los recursos públicos, por esa lógica, y sobre todo, atendiendo la necesidad de la cercanía de los proyectos hidroeléctricos con el área de generación de energía, se instaló la CELEC en la ciudad de Cuenca, una empresa que ha venido funcionado bien, le guste o no al centralismo de Quito.

El centralismo hace daño a la democracia, al desarrollo local, a la transparencia. Al parecer a ellos (Gobierno) les molesta que un organismo desconcentrado esté operando en el sur del país, y que éste tome sus propias decisiones en la parte hidroeléctrica.

Es necesario dar a conocer que no ha habido inconveniente alguno con la administración y funcionamiento de estos sistemas, por esta razón no se entiende la razón de trasladar la base administrativa de la CELEC a Quito; por qué llevar las decisiones nuevamente lejos de las áreas donde se están generando la mayor cantidad de producción hidroeléctrica, se pregunta Saquipay.

Esta errada pretensión, por parte del Gobierno Nacional solo va a crear conflicto con los trabajadores y empleados que se encuentran, en estos momentos, prestando sus servicios para la empresa, de dar paso a esta propuesta, se conseguirá duplicar roles y funciones y generar mayor burocracia, debido a que la CELEC está plenamente instalada en Cuenca, y cuenta con una planta de trabajadores, entre empleados, personal técnico, de apoyo y administrativo para que ésta opere dentro de las condiciones normales; sería descabellado pensar en cerrar totalmente a la CELEC, no se puede dejar una especie de “sucursal” que funcione en Cuenca, con un grupo de personas trabajando desde acá y otro grupo desde Quito.

Es el caso de la Secretaría Nacional de Riesgos que funciona muy bien desde la ciudad de Guayaquil, sin problemas, la Ministra está en su ciudad natal o se traslada a Quito, dependiendo de las labores que deba cumplir, pero no han trasladado a este ente a Quito para que funcione bien o cumpla un rol preponderante.

El Prefecto provincial considera que lo que debería pensar el Gobierno es que ese centralismo excesivo complica la gestión y la administración pública; cree que es prudente desconcentrar y descentralizar estamentos como la CELEC, y que les permita seguir funcionando de una manera ágil, en sus territorios y provincias.

Por último, al Prefecto Bolívar Saquipay también le preocupa el impacto social que este cambio puede traer, como por ejemplo la desintegración familiar, ya que algunos optarían por trasladarse a Quito, con tal de no perder su fuente de ingresos.

Sé el primero en comentar en «Prefecto del Azuay Bolívar Saquipay rechaza el Centralismo.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*