Prefecto azuayo propone cadena perpetua para delitos de violación a menores de edad

El prefecto Paúl Carrasco anunció que entregará la propuesta a la Asamblea Nacional y al presidente Lenin Moreno.

El prefecto Paúl Carrasco anunció que entregará la propuesta a la Asamblea Nacional y al presidente Lenin Moreno.

La sentencia a cadena perpetua para el delito de violación a menores de edad fue la propuesta de reforma al Código Orgánico Integral Penal (COIP) que el prefecto del Azuay, Paúl Carrasco, presentó la mañana de este miércoles 13 de junio, en rueda de prensa.

Fundamentó la iniciativa en el hecho de que a diario se producen delitos sexuales contra niñas, niños y adolescentes. Citando datos del Consejo Nacional de la Judicatura señaló que entre 2014 y 2017 se reportaron más de 2.800 casos de violación, abuso y acoso sexual, prostitución y pornografía infantil. En este mismo periodo el Ministerio de Educación registró 882 casos de violencia sexual.

El informe de UNICEF “Ocultos a plena luz” establece que en Ecuador al menos 1 de cada 10 personas han sufrido abuso sexual antes de cumplir 18 años, señaló Carrasco.

Estos datos, a los que se suman las actuales denuncias por pedofilia y abuso sexual a niños, hace cerca de 50 años, contra el sacerdote César Cordero, son una base real para la reforma, según la propuesta del prefecto.

Explicó que la violencia sexual provoca a los niños no solamente daño, dolor y humillación en el momento de cometida, las secuelas irremediables quedan para toda la vida y se manifiestan en profundos trastornos de la personalidad e inclusive el suicidio, aunque en realidad estos delitos provocan en las víctimas la muerte día a día.

Añadió que su propuesta se fundamenta en la falta de proporcionalidad de la pena, es mucho mayor el daño ocasionado a la víctima, su familia y la misma sociedad que el peso de la sanción al reo, por eso se debe impedir que estos delincuentes recobren la libertad.

En esta perspectiva los organismos del Estado y de la sociedad civil, al igual que los medios de comunicación y otros entes sociales, están en la obligación de desarrollar conciencia social sobre el tema, permitiendo a la ciudadanía forjar iniciativas destinadas a la prevención de estos delitos.

Y cuando se perpetran, es necesaria la reparación integral pues la culpa no solo recae sobre el violador sino sobre todo el sistema social que no fue capaz de proteger a la víctima. De esta forma se necesita una asistencia de calidad en la salud física y sicológica, inclusive en el aspecto económico, de manera que el trauma provoque el menor daño posible.

También se requiere del diálogo nacional para la profundización del análisis de la problemática, dado que el tema no ha sido suficientemente debatido y talvez esa sea una de las causas para que aun no se encuentre la forma de erradicar estas prácticas aberrantes, sostuvo Carrasco.

TEXTO PARA LA CONSIDERACIÓN Y DEBATE LEGISLATIVO Y CIUDADANO

LEY REFORMATORIA AL CÓDIGO ORGÁNICO INTEGRAL PENAL

Art. 1.- Sustitúyase el Art. 53 del Código Orgánico Integral Penal por el siguiente: “No se impondrá penas más severas que las determinadas en los tipos penales de este Código”.

Art. 2.- Sustitúyase el primer inciso del artículo 55 del COIP que indica: “La acumulación de penas privativas de libertad procede hasta un máximo de cuarenta años”, por el siguiente: “La acumulación de penas privativas de libertad procede computando las penas y sin límite”.

Art. 3.- Sustitúyase el primer inciso del artículo 59 del COIP que señala: “Las penas de privación de la libertad tienen una duración de hasta 40 años”, por el siguiente: “Las penas privativas de libertad tienen como máxima condena la cadena perpetua”.

Art. 4.- Sustitúyase el artículo 171 del COIP por el siguiente:

“Violación.- Es violación el acceso carnal, con introducción total o parcial del miembro viril, por vía oral, anal o vaginal; o la introducción, por vía vaginal o anal de objetos, dedos u órganos distintos al miembro viril, a una persona de cualquier sexo. Quien la comete será sancionado con pena privativa de libertad de cadena perpetua en cualquiera de los siguientes casos.

1.- Cuando se produce la muerte de la víctima.

2.- Cuando la víctima sea menor de 18 años.

3.- Cuando la víctima se halle privada de la razón o del sentido, o cuando por enfermedad o por discapacidad no pudiera resistirse.

Se sancionará con la pena privativa de libertad de 30 a 40 años, en todos los casos no previstos anteriormente, pena que será graduada de acuerdo a las siguientes circunstancias:

1.- Cuando se use violencia, amenaza o intimidación.

2.- La víctima, como consecuencia de la infracción, sufra una lesión física o daño sicológico permanente.

3.- La víctima, como consecuencia de la infracción, contrae una enfermedad grave o mortal.

4.- La o el agresor es tutora o tutor, representante legal, curadora o curador o cualquier persona del entorno íntimo de la familia o del entorno de la víctima, ministro de culto o profesional de la educación o de la salud o cualquier persona que tenga el deber de custodia sobre la víctima.

5.- La o el agresor es ascendiente o descendiente o colateral hasta el cuarto grado de cosanguinidad o segundo de afinidad.

6 La víctima se encuentre bajo el cuidado de la o el agresor por cualquier motivo.

 

Sé el primero en comentar en «Prefecto azuayo propone cadena perpetua para delitos de violación a menores de edad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*