Piden articular sistemas de educación y cultura para correlacionar normas y políticas públicas.

Consideran de vital importancia articular el sistema de educación con el sistema cultural.

Representantes de los ministerios de Educación y Cultura, miembros de colegios de arte, de conservatorios, docentes y estudiantes de bachilleratos técnico y artes, expusieron la problemática que enfrentan sobre la informalidad en la educación artesanal y comunitaria. Consideran de vital importancia articular el sistema de educación con el sistema cultural, a fin de construir un conjunto de normas, políticas y procesos; así como instituciones y entidades que participan en la educación formal y no formal en artes, cultura y patrimonio.

Este pronunciamiento lo formularon en el taller de trabajo de reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI), que está orientado a recabar insumos, conocer la problemática que enfrenta la educación artesanal y comunitaria, con el propósito de elaborar el informe borrador para segundo debate, según indicó la legisladora Amapola Naranjo, quien dirigió este encuentro.

La parlamentaria dijo que hay que establecer un articulado sobre el bachillerato en artes, específicamente, sobre la música, danza, plástica, etc. En otro orden, indicó que en la educación no formal se toma en cuenta a la educación artesanal, pero habría que pensar si se debe entregar un certificado de competencia o un título artesanal. Esta es la oportunidad para determinar en la ley con claridad este aspecto, precisó.

Se refirió al bachillerato técnico que ofrece una formación en áreas técnicas artesanales o deportivas que permite a los estudiantes ingresar al mercado laboral e iniciar actividades de emprendimiento social o económico. Se fundamenta en el aprendizaje teórico práctico orientado al desarrollo de competencias, habilidades y destrezas. Los establecimientos educativos que oferten este tipo de bachillerato podrán constituirse en unidades educativas de producción donde los docentes y estudiantes pueden recibir una bonificación por la actividad de su establecimiento.

Dijo que desconoce ofertas de las instituciones educativas sobre este tipo de bachilleratos técnicos que antes si existían, como por ejemplo, el bachillerato en artes aplicadas y los estudiantes aprendían juguetería, floristería, diseño de moda. Hay que ordenar en la Ley la educación artesanal que se la considera informal y dirigida a personas con educación inconclusa o con necesidades educativas especiales, asociadas a la discapacidad.

Amapola Naranjo mencionó que hay que definir si esa educación informal tiene que constar en el bachillerato y como segunda opción abrir el espacio para quienes no concluyeron su educación o para necesidades educativas especiales.

Emy Díaz, representante del Ministerio de Cultura y Patrimonio, indicó que las escuelas comunitarias deberían tener relación directa con las comunidades, por tanto, no es pertinente que el Ministerio de Educación norme este particular. Mientras que José Daniel Flores, señaló que urge trabajar coordinadamente el sistema nacional de cultura con el sistema de educación, porque debe haber un régimen integral de educación y formación en artes, cultura y patrimonio.

El objetivo central de esta articulación es que todos quienes participan dentro de la educación formal y no formal en artes y cultural puedan promover el ejercicio de derechos culturales, mejorar el acceso a bienes y servicios por parte del Ministerio de Educación.

De su lado, Tamara Espinosa, subdirectora del Ministerio de Educación y Yadira Carpio, directora Nacional de Educación para personas con educación inconclusa, coincidieron en la necesidad de unir los sistemas cultural y educación, en virtud de que permitirá articular proyectos para generar oportunidades laboral para quienes estudian en educación formal y no formal.

Yadira Carpio habló de la problemática del sistema de educación técnica. Precisó que la tripartición entre las leyes de Educación Superior, de Educación Intercultural; y, de Ingenios no permite articular la flexibilidad de educación, porque hay gestión desintegrada.

César Pila, profesor de bachillerato técnico, mencionó la necesidad de que cada rama artesanal debe tener su propio espacio para ser inclusivos y justos. Entre tanto, Messi Paredes, maestro artesanal, indicó que las academias artesanales prácticamente desaparecieron y deberían retornar porque son semilleros de educación artesanal y en las reformas a la LOEI deberían regularlas porque mueven la economía del país. Al referirse a la educación comunitaria, consideró que no debe entrar en la educación regular.

César Chiriboga, en representación de la educación artística, subrayó que hay que dar impulso a los emprendedores en ramas artísticas para que puedan desarrollarse, por tanto, en la malla curricular del Ministerio de Educación establecer la educación artesanal, con un proyecto educativo productivo que genere espacio para que los artesanos que elaboran los instrumentos y los artistas formen una coalición que promueva el arte y trascienda a nivel internacional.

Finalmente, José Anibal Pucha, en representación de los conservatorios de música, mencionó la falta de docentes, deserción estudiantil, espacios reducidos, instrumentos caducos. Pidió que en la Ley se les tome en cuenta.

Sé el primero en comentar en «Piden articular sistemas de educación y cultura para correlacionar normas y políticas públicas.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*