Pequeños productores crían cuyes para exportar a la China.

El precio por cada ejemplar es de 6,90 dólares.

Pequeños agro – productores de la comunidad de Jatumpamba de la parroquia San Miguel de Porotos del cantón Azogues, se dedican a la crianza de cuyes para exportar al mercado asiático.

Los criadores cada 15 días entregan un promedio de 200 animales a la Asociación Alianza Cañari del cantón Cañar, organización indígena que se encarga de faenar, envasar al vacío y enviar a la China.

De acuerdo a los requisitos exigidos para la exportación, los mamíferos deben tener de 3 a 4 meses de edad y un peso vivo de 1.250 a 1.350 gramos. El precio por cada ejemplar es de 6,90 dólares.

La venta de cuyes es uno de los componentes del proyecto de fincas integrales familiares implementadas mediante convenio entre la Prefectura del Cañar y el Gad de San Miguel de Porotos.  La iniciativa acoge a 40 familias de las comunidades de San Vicente, Virgen de la Nube, Jarata, Zhalde, quienes trabajan en el manejo de suelos, establecimiento de cultivos de papa, arveja, haba, alfalfa y un huerto de hortalizas con lechuga, col, coliflor, remolacha y brócoli.

Los agro – productores además cultivan aguacate, tomate, chirimoya, limón, entre otros alimentos, los que se comercializan los domingos en el mercado provisional de Jatumpamba.

“Esta coyuntura permite generar ingresos para mitigar la difícil situación que viven los pequeños productores dada la emergencia sanitaria que vive el país por la pandemia del coronavirus y crea oportunidades de negocio para las familias rurales” señala el prefecto Bayron Pacheco.

El proyecto se replicará en otros sectores de la parroquia San Miguel de Porotos para asegurar la alimentación familiar y los excedentes se comercializarán en el mercado local, generando mejores condiciones de vida de los actores directos.  Al finalizar se prevé que las unidades productivas agropecuarias incrementen su producción en un 10% y que las familias mejoren sus ingresos al menos en un 5%.

Rosa Siguencia de la asociación de productoras “Virgen de La Nube” dijo sentirse muy contenta y motivada por el negocio de los cuyes, así como por el apoyo brindado para la implementación de las fincas integrales.

El presidente del Gad de San Miguel, Manuel Ortiz, considera que la comercialización del cuy es importante por cuanto representa un potencial de desarrollo para aquellas familias que disponen de poco espacio para criar especies mayores, facilitándose la labor en áreas pequeñas. Además de sus bajos costos de producción y rápido retorno económico, a diferencia de otras especies.

“Por la pandemia no se puede salir al mercado y a veces no se vende nada. Ahora cada 15 días entregamos cuyes a la Asociación Alianza Cañari, sin la incertidumbre de la venta. En cada ocasión se comercializan entre 100 y 150 animales”, dijo Ortiz.

Sé el primero en comentar en «Pequeños productores crían cuyes para exportar a la China.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*