Patricia y su precisión para operar el tanquero de la Municipalidad de Cuenca.

Patricia Barzallo Operadora del Tanquero de materiales pétreos.

Sus manos se mueven velozmente sobre los 20 botones de la consola del tanquero de la Dirección de Obras Públicas de la Municipalidad de Cuenca, Patricia Barzallo sabe en qué momento debe pulsarlos como operadora de esta máquina.

La funcionaria de 39 años, a sus 17 años aprendió a conducir vehículos, pero jamás pensó que iba a operar un tanquero. Ella es parte de las cuatro mujeres que trabaja junto a 313 hombres en la Dirección de Obras Públicas.

Hace seis años empezó a laborar en la Municipalidad de Cuenca, recuerda que un familiar le aviso que solicitaban personal, “con cierto temor me postule”, recuerda la cuencana, quien empezó en tareas en la barredora y en la motonibeladora.

Mientras Patricia calienta el material denominado RC25O en el interior del tanquero, relata que sus actividades, que inician a las 05:00, hora en que prepara el desayuno y almuerzo que deja listo para sus tres hijos varones.

La prolijidad y responsabilidad son las características de Patricia dice Manuel Loja, quien es el ayudante para operar el tanquero.

Loja se lleva la mano al cuello y hace la señal de corte, en este lenguaje de señas se comunican con Patricia, quien ve a su compañero a través del retrovisor y ni un solo segundo se descuida porque asevera que al llevar material a altas temperaturas y estar al pendiente de todas las funciones del tanquero como los brazos que se abren en la parte posterior es de suma responsabilidad.

A Patricia se le vidrian sus ojos cafés al contar que está acabando sus estudios secundarios, que su objetivo es superarse, que en esté tiempo ha hecho cursos para perfeccionar las tareas asignadas, que cuenta con la licencia y todos los certificados que amerita para operar la máquina.

Entre risas cuenta que a veces la gente le grita que vaya a cocinar, mientras que otros le alzan el dedo en señal de suerte, que esta acostumbrada a este tipo de situaciones, que cuando empezó a operar el tanquero fue difícil porque ciertos compañeros de trabajo se le burlaban o creían que no iba a poder .

Para Patricia no existe la palabra no puedo, ella asegura que ha recibido todo el apoyo de sus jefes, pero no significa que por ser mujer ha tenido un trato diferente.

Por ello, su mensaje en el Día de la Mujer es que todo es posible que ella laboraba cociendo, que todo fue proponerse y cambio de actividades que muchos catalogan que es solo trabajo para hombres cuando no es así, finalizó.

Dato

En la Dirección de Obras Públicas también trabajan Lady Tapia ( ayudante de maquinaria), Rosa Suin y Jesenia Tenorio ( operadoras de maquinaria).

Sé el primero en comentar en «Patricia y su precisión para operar el tanquero de la Municipalidad de Cuenca.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*