Paquetazo

 

Tras un juego distractivo encabezado por el vicepresidente Otto Sonenholzner que ponía como ficha principal el incremento del IVA, la noche de este lunes 1 de octubre el presidente Lenin Moreno puso al descubierto el real paquetazo: eliminó el subsidio del diésel y la gasolina, medida que ningún otro gobierno se atrevió a tomarla por temor a la espiral inflacionaria y al incendio que desataría.

Con esta decisión el gobierno espera obtener más de 1.300 millones de dólares que le permitan cubrir en parte el déficit presupuestario, exigencia inevitable para cumplir los compromisos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según múltiples analistas económicos y sectores sociales y políticos, aunque moreno intentó suavizar el mensaje señalando que con las medidas trata de dejar el país mejor que el que lo recibió, generando “más trabajo, más emprendimientos y mejores oportunidades”.

 Lo que no ha considerado el régimen es que las medidas van más allá del “mayor sacrificio” pedido previamente por el vicepresidente, el incremento del precio de los combustibles implica el incremento generalizado y galopante del costo de la vida: va a subir el valor del transporte, actividad de altísima sensibilidad en todos los órdenes, los transportistas urbanos van a exigir el aumento de los pasajes, igual el servicio escolar, los taxistas, el transporte mixto.

A su vez esto es determinante en el costo de los alimentos básicos, lo que hasta el martes 1 de octubre tenía un determinado valor, a partir del miércoles 2 de octubre se lo consigue con el correspondiente incremento. El pedido de control a las gobernaciones es simplemente un tiro al aire.

Como caramelo, Moreno anunció que 300.000 nuevas familias se suman a la caridad del bono, es decir reconoce que 1’500.000 nuevas personas caen en la indigencia; reduce las conquistas laborales, los sueldos, pero nada dice de sus tres sueldos, de los privilegios dorados de sus ministros y altos cargos, de los asambleístas, de los sueldos vitalicios de ex presidentes y ex vicepresidentes. Lo que se esperaba, se viene más pobreza.

Sé el primero en comentar en «Paquetazo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*