Operativo de traslado de la vacuna a Cuenca ocasiona risas e indignación

Instante de la llegada de la caja de vacunas al Centro de Salud de Cuenca. (Captura de pantalla).

No pocos cuencanos consideraron como una “broma de mal gusto” el operativo montado en torno al traslado hasta la ciudad  del muy escaso lote de vacunas para la “inmunización” contra el Covid 19.

Con el resguardo de un grueso contingente militar y policial, miembros del personal sanitario del Centro de Salud de la avenida Huayna Cápac, catalogado como centro de acopio, bajaron de un camión refrigerado de considerable tamaño, proveniente de Guayaquil, una muy pequeña caja que contenía las 390 dosis del biológico de la casa Pfizer.

De este número, 54 se destinarán al personal médico de Solca, 162 al hospital José Carrasco Arteaga del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), 108 al hospital Vicente Corral Moscoso y 66 al Homero Castanier, de la ciudad de Azogues. La vacunación se inicia desde las primeras horas de este viernes 22 de enero.

El acto de descarga se realizó entre la ironía y la protesta de los presentes que calificaron de migajas la cantidad de vacunas enviadas a Cuenca pese a los altos niveles de contagio, lo que confirma una vez lo poco o nada que le importa la ciudad al asfixiante centralismo.

Sé el primero en comentar en «Operativo de traslado de la vacuna a Cuenca ocasiona risas e indignación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*