Nuevo código de la niñez se construyó con la participación de sectores involucrados.

Los adolescentes que cumplan 16 años de edad tendrán medidas socioeducativas privativas y no privativas de libertad.

El nuevo Código para la Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes se construyó con la participación activa de diversos sectores vinculados con la materia, destacó la presidenta de la Comisión Ocasional que Atiende Temas y Normas de la Niñez y Adolescencia, Encarnación Duchi, al indicar la necesidad de impulsar el funcionamiento del Sistema Nacional Descentralizado de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia, así como, establecer políticas de protección especial, con énfasis en casos de violencia y abusos sexuales en niñas, niños y adolescentes.

Hay que fortalecer los Consejos de Protección de Derechos, para que tengan la capacidad de desarrollar políticas especializadas y específicas para la niñez y adolescencia, garantizar el incremento de la asignación de recursos con énfasis en educación, salud y protección especial contra todo tipo de violencia, determinar una administración de justicia especializada en materia de niñez y adolescencia y un sistema de justicia especializada con responsabilidad penal, señaló la parlamentaria.

El proyecto está conformado de 4 Libros. El Libro I contiene: Principios, Derechos y Garantías; el Libro II: Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes en sus relaciones familiares; el Libro III: Sistema Nacional Descentralizado de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia; y, el Libro IV: Sistema de Responsabilidad Penal y Adolescentes y Justicia Especializada, indicó Encarnación Duchi.

Dijo que la Comisión incorporó en sus cuatro libros como principios la especialidad y especificidad, tanto para el sistema de protección integral como para el sistema de responsabilidad penal en la que se garanticen jueces especializados, unidades de niñez y adolescencia, fiscales especializados.

Precisó que la Comisión realizó una reforma integral al Código de la Niñez y Adolescencia de 2003, por tanto, introdujo algunas innovaciones con enfoque de derechos humanos, generación, género, diversidad y restaurativo. Se plantea la modificación de responsabilidades y obligaciones de los progenitores y de las personas encargadas del cuidado, prevé normas específicas sobre la patria potestad, tenencia, apremios, régimen de visitas, régimen de protección económica en reemplazo de pensiones alimenticias.

Entre otros aspectos, se incluye derechos agrupados en la categoría de protección especial: a vivir una vida libre de violencia, al afecto, protección especial a niñas y adolescentes en condición de embarazo, a ser protegidos frente a actos de violencia sexual, protección especial en caso de desastres naturales, agregó.

Destacó que en el informe se establece principios y normas sustantivas y procesales que garanticen el ejercicio efectivo de sus derechos conforme a la doctrina de protección integral, reconocida en la Constitución, instrumentos internacionales de derechos humanos.

Se establece principios rectores y lineamientos generales que orientan las políticas públicas para garantizar el cumplimiento de sus derechos. Además, dispone la integración, organización y funcionamiento del Sistema Nacional Descentralizado de Protección Integral para Niñas, Niños y Adolescentes.

Igualmente, desarrolla mecanismos para fomentar la participación de la sociedad en la prevención, garantía, protección, restitución y reparación de los derechos de este grupo de atención prioritaria. Su finalidad: garantizar su protección integral por parte del Estado, sociedad y la familia para lograr su desarrollo integral y el ejercicio y disfrute pleno de sus derechos generales y específicos; y, asegurar su restitución y reparación en caso de ser vulnerados.

Datos generales

Encarnación Duchi señaló como datos que 367 adolescentes con responsabilidad se encuentran en los 11 Centros de Atención Integral y 258 adolescentes con medidas no privativas de libertad, las causas más recurrentes que cuentan con medidas socioeducativas privativas de libertad son: tráfico ilícito de sustancias catalogadas a fiscalización, violación, abuso sexual, robo y otros.

Destacó que en el libro IV se fija una edad mínima de responsabilidad penal apropiada y garantizando el tratamiento adecuado de los niños, tanto antes como después de esa edad, por tanto, se sube la edad de responsabilidad penal de 12 a 14 años y se baja de 8 a 4 años la privación de libertad.

Los adolescentes que cumplan 16 años de edad tendrán medidas socioeducativas privativas y no privativas de libertad, los de 14 años medidas no privativas de la libertad y menos de 14 años medidas de protección.

Sé el primero en comentar en «Nuevo código de la niñez se construyó con la participación de sectores involucrados.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*