Niños nacidos en Estados Unidos transmiten en Cuenca su mensaje de identidad

Los niños de Sisa Taki Huambracuna, interpretan canciones tradicionales de Ecuador

Los niños de Sisa Taki Huambracuna, interpretan canciones tradicionales de Ecuador

Sobre las 21h00 del jueves llegan con prisa y con la curiosidad propia que produce lo desconocido.

Se podría pensar que el cansancio estaría a punto de derrotarlos. Se encuentran en plan de viaje desde las 20h00 del miércoles, en vuelo desde su barrio de residencia Queens, Nueva York, y de Guayaquil, por tierra, desde las 15h00 del jueves.

Pero contrario a lo que se podría pensar, se los ve llenos de energía y, apenas pisan los antiguos adoquines de la calle Rafael María Arízaga, en el barrio El Chorro, recorren brevemente con sus miradas las fachadas de las casas coloniales, hoy agradablemente iluminadas para el deleite de propios y extraños, y manos a la obra, a preparar sus instrumentos musicales, vestimentas y otros atuendos.

Por acuerdo previo entre el Economo Museo Municipal Casa del Sombrero, la Dirección Municipal de Cultura de Cuenca y el Centro Cultural Sisa Pacari, de Queens, Nueva York, los niños danzantes de Sisa Pakari Tushu Huambracuna y los pequeños músicos de Sisa Taki Huambracuna llegan a demostrar sus aptitudes en el barrio El Chorro, sumándose a las celebraciones por los 197 años de independencia de Cuenca.

Me siento muy contenta de estar aquí en Cuenca y de asistir al centro cultural, expresa Deysi Sucozhañay, quien nació en el barrio neoyorquino hace 15 años. Sus padres emigraron tiempo atrás desde Azogues.

Como ella, los otros 16 integrantes de la delegación cultural, la menor solo de 4 años, Génesis, también nacieron en el país del norte del continente americano. Sus padres, seguramente obligados por las críticas situaciones económicas, uno a uno fueron saliendo de Cañar, Ingapirca, Biblián, Azogues, Miraflores, Narancay, Baños, para hacer patria en otras tierras.

Ahora sus hijos retornan momentáneamente a los orígenes de sus progenitores, cargando la dura esperanza de que algún día regresarán para siempre a la tierra que los vio nacer, eso genera una emoción hasta las lágrimas en los abuelos, hermanos y otros familiares que esperan ansiosos la interpretación de los niños.

El auditorio no puede estar mejor pagado cuando desde las quenas, zampoñas, charango, mandolina, guitarras, bombo y las tiernas voces de los niños salen canciones como A mi lindo Ecuador, La Chola Cuencana en español y quichua. Realmente inesperado constatar que allá se hacen grandes esfuerzos por conservar la identidad cultural original.  http://ow.ly/D89Q30glCx6

De todos los niños su shungo está aquí, en estas tierras, es una muestra que no tenemos que sentir vergüenza, ellos están retomando lo que no se toma en cuenta aquí, una política de recuperación del idioma quichua que no lo dejamos perder, subraya Fany Guadalupe, directora del centro cultural, quien salió de Cuenca hace más de 25 años, y desde hace 19 mantiene la organización.

Comenzamos en la calle, sin ningún apoyo institucional, la fuerza y decisión de quienes aman su cultura, su pasado, ha permitido la implementación de una casa comunitaria en el corazón de Queens, comenta. Sería grandioso que cada viajero a Nueva York nos visite, necesitamos gente comprometida con los migrantes, añade.

Precisa que el centro cultural nació con la danza y al momento es la segunda generación que asiste a las tareas de formación, hace 3 años se sumó la música aunque con algunas dificultades porque enseñarles a los niños letras, ritmos e instrumentos desconocidos es un serio reto.

Al momento 50 niños aprenden la ejecución de estos instrumentos, en forma gratuita, de la mano de profesores de Ecuador, Bolivia y Argentina.  De la danza no se trata de hacer folklor sino una cultura viva, presente y que acompañe toda la vida, subraya la gestora.

Pero Sisa Pakari no solo es un proyecto cultural, también  aboga por el respeto de los derechos de los trabajadores y hermanos migrantes contra el robo salarial, la xenofobia, la persecución, resalta el puertoriqueño Daniel Vila, quien apoya el trabajo del centro desde hace aproximadamente 18 años.

 

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar en «Niños nacidos en Estados Unidos transmiten en Cuenca su mensaje de identidad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*