Navidad ¿nacimiento de un Salvador?

Ilustración tomada de Facebook.

La fiesta de Navidad fue reconocida 300 años después de la muerte de Jesús cuando el emperador Constantino permitió el cristianismo en el Imperio romano. En ninguna parte de la Bibilia se menciona la fecha de su nacimiento.

El creyente promedio no sabe que el cristianismo inventó la Navidad para sustituir a Las Saturnales,  la fiesta romana que rendía culto a Saturno, el Dios de la agricultura y la cosecha, para conmemorar, en su lugar, el nacimiento de Jesús.

En  las celebraciones que se efectuaban entre 17 y el 23 de diciembre se hacían regalos entre familiares, preparaban exquisitas comidas, servían abundante vino, iluminaban las casas más de lo habitual, engalanaban las calles de la ciudad, se saludaban diciendo: «¡Io, saturnalia!» (Felices saturnales); las escuelas cerraban, los judiciales, los comerciantes, obreros, soldados y hasta los esclavos descansaban y disfrutaban.

Las Saturnales se festejaban a la luz de velas y antorchas, saludando el fin del período más oscuro del año y el nacimiento del nuevo período de luz, o nacimiento del Sol Invictus, (25 de diciembre), coincidiendo con la entrada del sol en el signo de Capricornio (solsticio de invierno).

Eran siete días de bulliciosas diversiones, banquetes e intercambio de regalos. Los esclavos eran frecuentemente liberados de sus obligaciones y sus papeles, en algunos casos, cambiados con los de sus dueños.

Posteriormente, el nacimiento del sol y su nuevo período de luz fueron sustituidos por el papa Julio I, quien hizo coincidir en esas fechas el nacimiento de Jesús de Nazaret, seguramente con el objetivo de acabar con las antiguas celebraciones, de acuerdo al sitio Wikipedia.

“La Navidad, la conmemoración del nacimiento de Jesucristo, que se celebra el 25 de diciembre, guarda muchas similitudes con las Saturnales, las fiestas paganas que celebraban los romanos en honor a Saturno, el dios de la agricultura y la cosecha, y que originalmente transcurrían entre el 17 y el 23 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno, el período más oscuro del año, cuando el Sol sale más tarde y se pone más pronto”, escribe Javier Flores, editor digital de National Geographic.

Sé el primero en comentar en «Navidad ¿nacimiento de un Salvador?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*