Murales y micro documentales son los productos que evidencian la creatividad de los jóvenes de la ruralidad

Grupo de jóvenes participantes en el proyecto. (Foto Leonel García, director audiovisual del Rural Fest).

Honrar al adulto mayor por su conocimiento y aportes generados para el desarrollo de la comunidad, parroquia y cantón; es parte del objetivo del proyecto: “Diálogos intergeneracionales” que se lleva a cabo entre el Gobierno Provincial del Azuay y el Colectivo de Jóvenes Rural Fest.

 El pasado viernes 30 de diciembre del 2022 en la parroquia San Bartolomé, del cantón Sígsig,  se proyectó el micro documental: “Arucshapa: Flor, Madera y Miel”, producción audiovisual realizada por los jóvenes de San Bartolomé, con el patrocinio de la dirección de Equidad y Género del Gobierno Provincial del Azuay y el Colectivo de Jóvenes Rural Fest.

Este es el décimo quinto documental que registra la sabiduría y los aportes al mantenimiento de la cultura de los adultos mayores de las parroquias y cantones, en el marco de la segunda etapa del proyecto: “Diálogos intergeneracionales jóvenes y espacio público y comunitario”.

A través de procesos sociales comunitarios y de diálogos intergeneracionales los jóvenes colegiales forman parte de un proyecto que activa a la población de la zona rural reivindicando la memoria, identidad, interculturalidad y desarrollo de la conciencia emocional y física. Así, los jóvenes se convierten en actores clave de un proceso formativo sobre la comunicación digital, logrando un diálogo intergeneracional con las personas adultas mayores de las comunidades, explicó Ximena Bernal, directora de Equidad y Género del Gobierno Provincial.

Ismael Chacho coordinador del Rural Fest informó que a través de este proyecto que tiene el apoyo del sector privado se ofrece a los jóvenes de la ruralidad otras alternativas para dar buen uso del tiempo libre.

En el 2022 se cerró el año con la propuesta audiovisual “Arucshapa: Flor, Madera y Miel” que exaltó la memoria y el legado de Angel Uyaguari (ebanista y constructor artesanal de guitarras), Julia y Polivio Sabgay  (agro ecologistas conocedores de los ciclos de la siembra); Néstor Coyago (ex artesano, músico, hormador de sombreros, agricultor y médico naturista), Celmira Guartanga (panadera), Lucía Inga (hornadora de panes y chanchos en leña),  Janeth y Sara Coyago (apicultoras).

Néstor Coyago (ex artesano, músico, hormador de sombreros, agricultor y médico naturista. (Foto Leonel García, director audiovisual del Rural Fest).

El 21 de abril concluirá el proyecto en su segunda fase. Los micro documentales que se están produciendo en Gualaceo y El Pan exaltarán la memoria de las personas de la tercera edad, en tanto que en las parroquias Tarqui y Delegsol los murales artísticos realizados por los estudiantes, con la guía de los profesionales del Colectivo Rural Fest, quedarán como patrimonio material, señaló Eddy Japón, director de producción y fotografía del Rural Fest.

Talleres formativos

600 estudiantes de colegio de la ruralidad han sido partícipes de los talleres  formativos y artísticos sobre: Activismo, Voluntariado Juvenil, Participación Social, Creación de Cuentos, Dinámica Sonora, Género, Derecho e Interculturalidad, Muralismo, Diseño Gráfico, Periodismo, Producción Audiovisual, Cine y  Artes Escénicas.

La primera etapa el proyecto se gestó en Güel, Cutchil, Abdón Calderón, Molleturo, Principal, Susudel, Shumiral y Pucará; la segunda que inició el 21 de octubre  de 2022 se desarrolla en las parroquias Amaluza y Palmas (Sevilla de Oro), cantón El Pan, San Juan(Gualaceo), San Bartolomé (Sígsig), Tarqui (Cuenca), Cañaribamba (Santa Isabel) y Delegsol (Chordeleg).

Wendy Chicaiza formó parte de la primera etapa del proyecto y tras meses de aprendizaje y voluntariado ahora forma parte del Colectivo Rural Fest, que se conformó en el año 2019. Se siente gustosa y complacida de compartir sus conocimientos y experiencias con los estudiantes de colegio.

“Tengo la oportunidad de conocer y vivir las experiencias de la ruralidad y esto me llena como ser humano y como profesional”, dijo.

Paola Frías estudiante de la Unidad Educativa San Bartolomé, quien forma parte del proyecto comentó:  “Empezamos a trabajar en talleres de varias temáticas, incluso defensa personal. Luego aprendimos a tener el oído activo para generar las entrevistas a los abuelitos, quienes aportaron para el desarrollo de la parroquia San Bartolomé”.

Ximena Bernal, directora de Equidad y Género, señaló que el proyecto se gestó en el interés de aportar y fortalecer las relaciones intergeneracionales mediante el diálogo y el arte en el marco de los derechos de los jóvenes como sujetos clave en la construcción de territorios con identidad y equidad.

Sé el primero en comentar en «Murales y micro documentales son los productos que evidencian la creatividad de los jóvenes de la ruralidad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*