MSP e Inspi estudian los resultados para afirmar o descartar la presencia de la nueva variante de COVID – 19 en el país.

Se recuerda que la corresponsabilidad en la aplicación de las medidas de bioseguridad es de todos.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) estudia y analiza la muestra de hisopado nasofaríngeo a un ciudadano ecuatoriano de 50 años, que arribó al Ecuador desde Londres, Reino Unido, el pasado 12 de diciembre de 2020 –con prueba RT-PCR negativa- y que presentó síntomas el 3 de enero de 2020. El objetivo es afirmar o descartar la presencia de la nueva variante derivada de la COVID-19 en el país.

Durante la firma del convenio de cooperación entre el MSP y la Universidad San Francisco de Quito, este 7 de enero de 2021, Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud Pública, se refirió al análisis de la muestra de un posible caso en la provincia de Los Ríos. “Nuestra misión es cuidar y preservar la salud de los ecuatorianos. Vamos a esclarecer los casos y llegar a la verdad. (…) tenemos los recursos y sabemos qué hacer para frenar el contagio. Está en análisis la muestra, no sabemos si responde a la nueva variante”, aseguró el ministro Zevallos.

El Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi) es el encargado de procesar la muestra para llegar a identificar la huella de un agente infeccioso, dentro del proceso denominado genotipificación, que se ejecuta en laboratorios especializados, como los que posee el Inspi. A través de la detección del agente infeccioso, en este caso del virus SARS-CoV-2, se determinará la presencia o no de esta variante genética. Este proceso dura entre 6 y 10 días, bajo rigurosos criterios de selección y manejo de la muestra.

Después del reporte de Reino Unido a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 14 de diciembre, sobre un incremento en el número de casos contagiados con una variante del coronavirus, el MSP activó un sistema de alerta y respuesta rápida. Una de estas acciones fue  aplicar  pruebas rápidas de antígeno a los pasajeros que llegan al país en vuelos internacionales, independientemente del sitio de embarque y la implementación del aislamiento obligatorio por 10 días, a las personas que tengan resultados positivos, a partir del 22 de diciembre, un día después que la OMS alertó a escala mundial de la presencia de esta nueva variante.

En ese sentido, la institución sanitaria atendió al paciente con el apoyo de una brigada de profesionales de la salud y ejecutó el respectivo cerco epidemiológico para la atención oportuna, seguimiento, monitoreo y vigilancia a él y a sus familiares. La evolución de los enfermos es con sintomatología moderada y leve.

El paciente, por pedido de sus familiares, fue trasladado al hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Quevedo, donde también está hospitalizado uno de sus familiares. Los pacientes continúan recibiendo el tratamiento de soporte.

El MSP aúna esfuerzos con universidades y el sector privado del país para fortalecer la vigilancia genómica y secuenciación del SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios, a fin de obtener una respuesta efectiva ante la pandemia.

Se recuerda que la corresponsabilidad en la aplicación de las medidas de bioseguridad es de todos. Hay que mantener el lavado constante de manos, distanciamiento social y físico, desinfección de superficies y el uso obligatorio de la mascarilla para evitar la propagación del virus.

Sé el primero en comentar en «MSP e Inspi estudian los resultados para afirmar o descartar la presencia de la nueva variante de COVID – 19 en el país.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*