Ministros dan respuesta a reclamos de los maestros jubilados

El ministro del Trabajo, Raúl Clemente Ledesma (C) explica la situación de la deuda a los jubilados.

El ministro del Trabajo, Raúl Clemente Ledesma (C) explica la situación de la deuda a los jubilados.

Durante los últimos meses un grupo de profesores jubilados de Cuenca y Azuay se concentran todos los días jueves al pie de la Gobernación de la provincia para reclamar y exigir el pago de la deuda que el Gobierno mantiene por los incentivos o compensaciones a la jubilación.

Unos 60 maestros que se retiraron entre el 2015 y 2017 mantienen el reclamo.

Preguntado sobre el tema, el ministro de Trabajo, Raúl Ledesma respondió que al inicio de la gestión del presidente Lenin Moreno había una deuda superior a 1.200 millones de dólares que él ordenó que se empiece a pagar inmediatamente, para lo cual se conformó una comisión con representantes de Senplades y los ministerios de Educación, Salud y Economía.

Pese a que a esa fecha no había ni un solo dólar para los pagos, al momento se ha logrado cubrir la deuda en 644  millones de dólares. El compromiso se arrastraba en algunos casos desde 2009, 2010, puntualizó Ledesma previo al Gabinete de lo Social que el jueves 3 de mayo revisó en Cuenca la marcha de los programas y proyectos del sector.

Citó que en el caso de Azuay se ha pagado más de 22 millones de dólares a 438 jubilados, 285 de ellos, profesores, con un  monto cercano a los 14 millones de dólares; 100 del Ministerio de Salud, con algo más de 6 millones de dólares.

Falta pagar a 751 jubilados, un monto aproximado de 39’414.000 dólares, para lo cual se efectúan diferentes gestiones.

El ministro de Educación, Fander Falconí, especificó que de los 1.200 millones el 80% corresponde a los maestros. Se trata de los incentivos acordados para facilitar el cambio generacional en los docentes.

En Azuay son 600 docentes que están pendientes del pago, con un monto cercano a los 30 millones de dólares.

Sé el primero en comentar en «Ministros dan respuesta a reclamos de los maestros jubilados»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*