Mendicidad infantil imparable.

Foto referencial de internet.

Este fenómeno social recurrente contra la niñez pobre e indigente encuentra emparentado con la delincuencia y delincuentes que no únicamente cometen delito de Trata Persona sino contra la propiedad y la seguridad de personas peatones y en vehículos de día y de noche , lo que exige controles urgentes y combatirlo en forma especializada y profesional.

Autoridades provinciales de El Oro recurrentemente prometen asumir control riguroso para rescatar menores de edad que vienen siendo utilizados por personas mayores inescrupulosas obligándoles a mendigar dinero en lugares públicos en la provincia, particularmente, en Machala.

A criterio de las autoridades, las personas que se encuentran cometiendo este delito grave, castigado por el Código Integral Penal- COIP- y sancionado con cárcel hasta con 13 años de prisión, serán puestos ante los jueces competentes para que sean castigados.

No debe ser cuestión de unas cuantas “batidas” o “caídas “ a lugares donde se apostan a pedir caridad, sino observaciones y trabajos de campo hasta lograr resultados mediáticos.

El Gobernador, Mario Quintana y el Intendente de Policía, Marcelo Orellana, apoyados por Comisarios de Policía y la Policía Judicial-DINAPEN-hacen público cumplir un plan con programación provincial de controles a esta humillante e ilícita actividad que realizan algunos padres presionando a los menores de edad a la mendicidad.

¡La credibilidad está de por medio! Mucho dependerá de la comunidad y ciudadanías denunciar y prevenir estos abusos de adultos.

Al momento habrían sido rescatados más de 15 menores – luego de disponer de denuncias y muestras de los ilícitos- en manos de padres que, en la vía pública y sin ningún empacho, merodean lugares programados por ellos en el día a día para hacer su “trabajo explotador”. Que de paso cambian de lugares y sitios para lograr el cometido.

El hecho de obligar a personas a la mendicidad es delito y se encuentra focalizado dentro de la figura de Trata Personas, señalado en el COIP, Art. 108 “….. la persona que facilite, colabore, promueva o se beneficie al someter a alguien a la mendicidad será sancionado con pena de cárcel de 10 a 13 años”. Por tanto, el Organismo profesional para este sistema de controles permanentes recae en la Dirección Nacional de Policía Especializada para niñas, niños y adolescentes-DINAPEN- Entidad obligada a actuar con metodologías de reeducación a padres y menores de edad para bajar las incidencias generadas por este fenómeno que aumenta en las urbes asociando a grupos de migrantes y nacionales y degradando la ecología social provincial.

SOC. BOLIVAR BERMUDEZ S
ANALISTA SOCIAL

Sé el primero en comentar en «Mendicidad infantil imparable.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*