Más de 53 organizaciones sociales activan el paro indefinido desde este lunes

Gráfica referencial tomada de Facebook.

El derecho a la resistencia exige del gobierno de Guillermo Lasso el cese a las agresivas políticas de privatización y de destrucción del Estado ecuatoriano.

Todo está listo. Las agresivas políticas privatizadoras y de desmontaje del Estado ecuatoriano en beneficio de los grupos de poder económico, externos e internos, por parte del presidente derechista Guillermo Lasso, derramaron el vaso, desde las 00h00 de este lunes 13 de junio comienza un paro indefinido para hacer entender al Gobierno las demandas sociales.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía (Confeniae), la Ecuarunari y más de 53 organizaciones sociales activan la medida a través de diferentes acciones de protesta, concentraciones en las gobernaciones, manifestaciones en las calles de las diferentes ciudades y el cierre de vías.

En forma previa, el  presidente de la Conaie, Leonidas Iza, recorrió las comunidades de la Sierra, Costa y Amazonía recordando el incumplimiento de las ofertas de campaña; la entrega de las empresas del Estado y sus sectores estratégicos a los grupos privados; la catástrofe en la educación y la salud pública; el desempleo y el desprecio a los derechos laborales; el encarecimiento de los combustibles y alimentos; la creciente violencia e inseguridad, en suma, la profundización del Neoliberalismo.

Para el líder indígena ya no se pude confiar en el diálogo ofertado por el mandatario, en el primer año de gobierno han sido múltiples los pedidos de la Conaie y de las organizaciones sociales en este sentido, pero todos han sido ignorados y más bien salen a relucir las amenazas de represión, como la del ministro del Interior, Patricio Carrillo, que, contrario a lo que inicialmente habrá pensado, más bien botaron más combustible al fuego.

Alertamos a las instituciones y organismos nacionales e internacionales de derechos humanos de la represión, violencia y masacre que tiene preparada el Gobierno de Guillermo Lasso a través del Ministerio del Interior a quienes responsabilizamos de las vulneraciones contra la población civil, escribió la Conaie en respuesta a la amenaza.

La protesta social enarbola un pliego de diez demandas que deben ser atendidas por el presidente Lasso.

  1. Reducción y no más subida del precio de los combustibles.
  2. Moratoria de 1 año en el sistema financiero para que las familias paguen sus deudas.
  3. Precios justos en los productos del campo.
  4. Empleo y derechos laborales.
  5. No minería en territorios indígenas ni fuentes de agua.
  6. Respeto a los 21 derechos colectivos.
  7. No privatización de los sectores estratégicos.
  8. Políticas de control y especulación de precios.
  9. Presupuesto urgente para salud y educación.
  10. Generación de políticas públicas de seguridad y protección.

Leonidas Iza convocó una vez más a los gremios de trabajadores, productores bananeros, maestros, agricultores, estudiantes, y especialmente a los transportistas a que se unan a la paralización indefinida.

Severino Sharupi, dirigente amazónico, exigió al régimen la derogatoria de los decretos 151 y 95, relacionados con la explotación petrolera, precios justos para sus productos, atención en salud y educación. “Estamos listos para la movilización”, expresó el pasado jueves en Pastaza.

Marlon Vargas, presidente de la Confeniae, convocó a los sectores sociales a plegarse a la medida, en una acción similar a las manifestaciones de octubre del 2019, según publicación de El Universo.

Sé el primero en comentar en «Más de 53 organizaciones sociales activan el paro indefinido desde este lunes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*