Luchamos contra una maquinaria mediática, educacional, preparada para deformar la realidad

Del muro de Mercy Martínez

¿Contra qué luchamos? »Luchamos contra una fuerza mayor que la fuerza política, económica y militar del enemigo, la fuerza de la costumbre; y la fuerza de la costumbre crea y en masa, cada día, cada hora, cada minuto,  capitalismo».  Y esa fuerza de la costumbre no se reproduce espontáneamente, es creada y reproducida según las necesidades del capital. Los revolucionarios, o los que intentamos serlo, tenemos que entender este principio.

Y a este concepto de Lenin, muy oportuno para entender este momento, tenemos que agregarle el férreo e impresionante aparato de control ideológico que desarrollaron las élites mundiales para asegurar la continuidad del capitalismo. Un aparato educacional, »informativo» preparado para convertir a cada obrero, a cada trabajador, a cada integrante del pueblo, en un ser individualista, despreocupado de la política, no involucrado y preocupado solo por los minúsculos problemas de su entorno más cercano.

Luchamos, entonces, contra una maquinaria mediática, educacional, preparada para deformar la realidad y »reducirla» a lo que se alcanza a ver superficialmente, es decir a hacer que todos »vivan» en una falsa realidad. Porque, de ese modo, nadie puede luchar contra el enemigo real ni cambiar el curso de los acontecimientos.

Es decir que, en primera instancia, Luchamos por entender. pero para entender tenemos que desprendernos del enemigo que tenemos adentro: la ideología burguesa que nos impregnó la vida en el capitalismo.

Luchamos para adquirir y construir conciencia de clase, es decir, para que los obreros, los trabajadores y el pueblo alcancen a entender el movimiento de la realidad en su conjunto, para que sepamos donde estamos parados y cuál es el enemigo de los trabajadores y los pueblos que esta haciendo inviable la vida en este planeta y poniendo en peligro la continuidad de la vida en general.

Sé el primero en comentar en «Luchamos contra una maquinaria mediática, educacional, preparada para deformar la realidad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*