Los tenebrosos tentáculos de los paraísos fiscales no solo esconden el dinero sucio

Daphne Caruana, periodista de investigación maltesa, fue brutalmente asesinada en 2017. (Foto Facebook Alejandro Monsour).

“Recordáis cuando salieron los Papeles de Panamá y revelaron que la gente rica en el mundo son parte de una enorme conspiración criminal para evadir impuestos y amasar en paraísos fiscales fortunas robadas? Mucha gente se indigna porque piensa que todo aquello salió a la luz y no pasó nada.

Pues bien, sí que pasó: Daphne Caruana, la periodista que destapó el escándalo, fue asesinada. Colocaron una bomba en su Peugeot 108, que voló por los aires cuando Daphne lo conducía cerca de su casa. Su hijo Matthew, que salió a la calle tras oír la detonación, encontró el cuerpo despedazado de su madre a 80 metros del lugar donde ocurrió la explosión.

Estaréis de acuerdo conmigo en que de esto no se ha hablado lo suficiente. No es difícil imaginar el poderoso interés que hay por enterrar la memoria de Daphne Caruana junto a su cuerpo destrozado”, escribe Alejandro Monsour Nils  en su muro de la red Facebook .

El brutal asesinato de la periodista maltesa ocurrió el 16 de octubre de 2017 mediante la colocación de un potente artefacto explosivo que hizo volar por los aires el pequeño vehículo y dejó destrozado el cuerpo de la comunicadora quien entre sus investigaciones se había adentrado en el turbio mundo del enriquecimiento ilícito. El asesino confeso reconoció que la orden vino desde muy arriba.

Una investigación oficial sobre el asesinato de la periodista anticorrupción muestra el “fracaso” del Estado a la hora de proteger su vida y apunta a la “cultura de la impunidad” en el seno del Gobierno, escribió diario español El País.

Las conclusiones del informe confirman que Yorgen  Yorgen Fenech, millonario e importante hombre de negocios relacionado con altos cargos del Gobierno, fue el autor intelectual del crimen.

En el momento de su asesinato, Caruana, una de las periodistas más conocidas del pequeño país mediterráneo, Malta, investigaba un asunto vinculado precisamente a Fenech, dueño de un consorcio de compañías, en especial de una radicada en un paraíso fiscal que presuntamente habría hecho pagos secretos al jefe de Gabinete del ex primer ministro laborista Joseph Muscat, Keith Schembi, y al ministro de Turismo, Konrad Mizzi.

Sé el primero en comentar en «Los tenebrosos tentáculos de los paraísos fiscales no solo esconden el dinero sucio»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*