Los temores que se le infunde al periodismo se combate con más periodismo

Preparativos para la misa de cuerpo presente en la Iglesia La Dolorosa

 

Demostraciones de supremo dolor junto al féretro de Javier Segarra en el momento de la paz.

Por Mario Cando

Poco a poco el movimiento empieza a crecer en los alrededores y al interior de la Iglesia La Dolorosa que se yergue tranquila bajo el encapotado  cielo Quiteño.

Letreros, pancartas, arreglos florales, cirios encendidos a la entrada del templo dan la bienvenida a las gentes venidas de todas partes, algunos se detienen junto a los atriles para escribir sus condolencias  y saludos de despedida.  Efraín, Paúl y Javier están apacibles en sus féretros, pero sus memorias fluyen libres, como siempre, en busca de la verdad.

“Paz en tu tumba querido amigo y compañeros de aula, te extrañaremos, pronto estaremos contando crónicas desde el cielo”, escribe  Emilio Juctul en la hoja, mientras en los parlantes del altar se escuchan algunos cantos gregorianos.

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana presidida por Eugenio Arellano da la bienvenida a los deudos y empieza el oficio religioso. El recogimiento espiritual de la congregación se profundiza.

Tras la lectura del mensaje del Nuncio Apostólico en Ecuador, citando las palabras de solidaridad y deseos de justicia del Papa Francisco, Eugenio Arellano enfatiza que si bien lograron matar a los periodistas, jamás  lograrán eliminar su hambre y sed de justicia y de verdad.

Critica el poder de las metralletas con el que Gobierno de Colombia ha intentado solucionar el problema de la violencia. Eso solo trae más violencia, dice.

Dios no les quitó la vida sino la codicia y la ambición de quienes hacen de la violencia, del narcotráfico, el centro de sus negocios ilícitos, sostiene.

Felicita a todos los periodistas del Ecuador por su compromiso y valentía en la búsqueda de la verdad, de la solidaridad.

Tras un extenso y fuerte ¡Nadie se cansa! en la lucha por la verdad, el cantautor Jaime Guevara les dice Chao y el cortejo sale del templo en medio del profundo dolor y llanto de los presentes bajo el helado cielo quiteño que también desata  sus lágrimas.

En el camposanto Memorial la congregación les da el último homenaje felicitándoles por su valentía de haber asumido el riesgo en procura de la verdad, y van rumbo a la tumba al grito generalizado: ¡Nadie se cansa!

Un de los ataúdes al momento del ingreso al Campo Santo Memorial.

Periodismo humano en las madrugadas

En Cuenca, Olger Calvopiña, actual miembro del equipo de comunicación de la Secretaría de Gestión Política, le contó a Portal Diverso que durante su labor en El Comercio, entre el 2001 y 2010, tuvo el privilegio de trabajar con Paúl, un auténtico fotoreportero dotado de la habilidad de siempre: “ver algún detalle más”.

En la noche y madrugadas salíamos a buscar a los auténticos personajes de la ciudad, invisibilizados en el día, pero ágiles bajo las luces artificiales nocturnas para amasar con su sudor el pan de la vida: los recicladores, los vendedores de flores y sueños, los puestos de agachaditos, guardias de seguridad, taxistas, locutores trasnochadores.

En esto Javier era un apoyo fundamental al conocer todos los vericuetos de la ciudad para llegar a donde se generaba la noticia, y a tiempo.

Me acuerdo que cuando erupcionó el volcán Reventador fui de cobertura con ellos, de pronto creció un riachuelo, llegó una avalancha de lodo, pero ahí estaba Javier, justo a tiempo para rescatarme. ¡Me salvó la vida!, resaltó el comunicador.

El 25 de marzo, cargando sus accesorios para la reportería, Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra salieron de las instalaciones de El Comercio para dirigirse a la frontera norte a averiguar lo que ocurre en la zona tras la explosión de un coche bomba que causó heridas a 28 personas y daños importantes al cuartel policial, así como la muerte de cuatro militares por la  explosión de un artefacto.

Al parecer jamás pensaron que horas más tarde la violencia los envolvería en su protagonismo macabro y semanas posteriores retornarían a casa, sí, envueltos en la Bandera nacional, pero en féretros.

A nombre y en representación de la más cruel de las deshumanizaciones, el narcotráfico, el grupo delictivo colombiano, Frente Óliver Sinisterra, liderado por Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, los secuestró y asesinó, en una forma absolutamente cobarde.

Pero las cosas no quedaron ahí, el 17 de abril se conoció de un nuevo secuestro de una pareja de civiles, Óscar Efrén Villacís Gómez, de 24 años de edad, y Katty Vanesa Velasco Pinargote, de 20 años, de quienes hasta el momento no se sabe nada.

Respecto al cuarto cuerpo hallado junto al de los periodistas, una joven mujer, cuya identidad está bajo protección, se mostró convencida de que eran los restos de su padre.

Se inició la investigación para saber si hay indicios certeros de que sea su progenitor, aunque la prensa colombiana asevera que se trata de uno de los hombres de alias “Guacho”, que aparentemente intentó ayudar a los secuestrados.

Llegaron a esa conclusión por la filtración del testimonio de un informante que permitió ubicar el lugar donde fueron sepultados los comunicadores. Además previno de las minas que fueron colocadas alrededor de la fosa. No obstante, aún no se ha podido confirmar ninguna versión.

La Policía también acudió a la casa de los familiares de Óscar Villacís y Katty Velasco, quienes fueron secuestrados por el Frente Oliver Sinisterra desde abril pasado. La intención fue recopilar muestras para compararlas con la cuarta víctima. Ana Velasco, familiar de la joven, espera alguna noticia por parte de las autoridades sobre los resultados de esos exámenes.

Las investigaciones han permitido la captura de 52 sospechosos de la estructura criminal en Ecuador y 30 en Colombia, entre ellos un hermano de alias “Guacho” y gente de su círculo más cercano, sin embargo se espera la detención del jefe de la banda para lo cual urge mayores esfuerzos de parte de los gobiernos.

Parte de los periodistas cuencanos al finalizar las demostraciones luctuosas.

Cronología de los hechos

De acuerdo a las publicaciones de varios medios, la cronología es la siguiente:

MARZO

25 marzo: El equipo de prensa sale desde Quito hasta Esmeraldas, frontera con Colombia para reportar los episodios de violencia ocurridos en esa zona.

26 marzo 09:30: se contactan con la redacción por última vez desde una hostal en la vía a Mataje, en San Lorenzo, Esmeraldas.

19:30: personal de Inteligencia se contacta con los directivos del rotativo y familiares para informarles sobre un posible secuestro.

27 marzo: El Gobierno de Ecuador confirma el secuestro en la zona fronteriza. Compañeros, familiares y amigos participan en la primera vigilia en la Plaza Grande y en la Plaza San Francisco de Guayaquil con la consigna “Nos faltan 3” “¡Los queremos de vuelta ya!”.

28 marzo: Más de 500 periodistas ecuatorianos suscriben una carta con varios pedidos a la Embajada de Colombia, en Quito.

Sesiona el Consejo de Seguridad Pública del Estado, encabezado por el presidente Lenín Moreno. El ministro del Interior (César Navas) informa que los tres ciudadanos pasaron por un control militar donde se les hizo una inspección y chequeo.

El comandante del Ejército de Colombia, Alberto Mejía, informa que el grupo armado Frente Oliver Sinisterra,  sería el responsable del plagio. Diario El Tiempo, de Colombia, publica la presunta liberación de los secuestrados que resultó falsa.

ABRIL

1 abril: En la tribuna del sur de Quito los familiares revelan la identidad del equipo de prensa, precisando los nombres y edad.

2 abril: Los familiares del equipo de reporteros participan en el cambio de guardia presidencial para visibilizar el caso.

En horas de la madrugada el canal colombiano RCN Noticias difundió un vídeo en el aparecían Paúl, Javier y Efraín con cadenas atadas al cuello.

“Señor presidente Lenín Moreno en sus manos están nuestras vidas. Ellos lo único que quieren es el intercambio de sus tres detenidos en Ecuador por nuestras vidas para ir sanos y salvos a Ecuador y también la anulación de ese convenio que tienen Ecuador y Colombia para acabar con el terrorismo”, dijo Javier en el mensaje.

5 abril: El presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Monseñor Eugenio Arellano, recibe a los familiares de los plagiados. Tras la cita, el religioso insta al Gobierno Nacional a estudiar la posibilidad del canje de los secuestrados por los tres disidentes detenidos.

El presidente Lenín Moreno anuncia la creación de la Consejería de Seguridad, con exgenerales de las FF. AA. en retiro, que responderán directamente al Ejecutivo y colaborarán con las investigaciones y estrategias de seguridad en la frontera norte.

11 abril: En las redes sociales se difunde un comunicado del frente Oliver Sinesterra donde se afirman que los tres comunicadores habían sido asesinados. El Gobierno señala que el comunicado es falso.

12 abril: RCN Noticias informa que recibió en su redacción fotografías de los cuerpos de los tres periodistas.

FUNDAMEDIOS confirma en su cuenta de Twitter: “hemos recibido fotografías de @NoticiasRCN relacionadas con la situación del equipo periodístico secuestrado”.

El presidente Moreno retorna al país desde Lima y a su llegada al aeropuerto internacional Mariscal Sucre dispone un plazo de 12 horas a “Guacho”, para que dé una prueba de vida de los periodistas. Además ofrece una recompensa de 100.000 dólares por información de ‘Guacho’.

13 abril: El presidente Moreno confirma la muerte del equipo y dispone la militarización de la zona fronteriza para resguardar la seguridad de los habitantes. Decreta cuatro días de luto nacional.

Luego de una reunión mantenida en Lima, sede de la Cumbre de las Américas, la canciller (María Fernanda Espinosa) informa sobre la reunión de la Comisión Binacional de Fronteras (Combifron) entre Ecuador-Colombia y del mecanismo de seguridad 3+2, para que los responsables del asesinato reciban su merecido.

El director de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) del Ministerio del Interior de Ecuador,  Polibio Vinueza, confirma que  el 31 de marzo se creó un canal exclusivo, a través de un número de Whatsapp, para tener un mejor contacto con los captores.

El experto asegura que desde el 31 de marzo hasta el 7 de abril se mantuvieron cinco comunicaciones con números colombianos del negociador. “En una de ellas amenaza incluso al señor ministro del Interior, igualmente hace advertencias de que continuarán sus atentados de bombas”.

17 abril: -Se conoce de un nuevo secuestro de una pareja de civiles. El Gobierno informa haber recibido un vídeo donde aparecen Óscar Efrén Villacís Gómez, de 24 años de edad, y Katty Vanesa Velasco Pinargote, de 20 años, flanqueados por dos hombres fuertemente armados, de espaldas a la cámara y vestidos de uniforme camuflaje.

“Por favor denle lo que ellos quieran, denos la mano. Usted también es padre, nosotros no tenemos nada que ver con esta guerra, solo queremos volver a nuestra casa y ver a nuestros hijos. Por favor denles lo que ellos pidan para que no nos pase lo que les pasó a los periodistas”, implora Óscar.

MAYO

7 mayo: El presidente acepta la renuncia de los ministros del Interior, César Navas; y de Defensa, Patricio Zambrano, cuestionados por los resultados del secuestro del equipo periodístico. En su reemplazo fueron nombrados Mauro Toscanini y Oswaldo Jarrín.

8 mayo: En entrevista con medios de comunicación colombianos, el presidente Moreno dice que Ecuador deja de ser garante y sede de los diálogos de Paz entre el gobierno de Colombia y el grupo guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El gobierno de Ecuador informa que procederá a entregar información desclasificada sobre el caso.

14 mayo: Familiares reciben del Gobierno información desclasificada y anuncian que la entregarán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Familiares de Katty Velasco y Óscar Villacs, piden al Gobierno de Juan Manuel Santos (Colombia) y al presidente Lenín Moreno acciones para lograr la liberación de ambos y que “no los dejen morir” como ocurrió con el equipo de prensa.

24 mayo: El presidente Lenín Moreno afirma en su primer Informe a la Nación que la frontera norte “ha sido desatendida” y se compromete a corregir el error con determinación y con la celeridad que se requiere.

25 mayo: Capturan a “Wainer”, presunto responsable del atentado en San Lorenzo en Ecuador.

30 mayo: Policía entrega camioneta del equipo de prensa ecuatoriano.

JUNIO

5 junio: El Gobierno ecuatoriano confirma la detención de 9 involucrados en ataques terroristas en la frontera norte.

12 junio: Juan Gabriel Arízala, hermano de alias “Guacho” es detenido en la zona de frontera con Ecuador.

20 junio: La CIDH anuncia que iniciará en julio investigación sobre asesinato de periodistas ecuatorianos.

21 junio:  El presidente Juan Manuel Santos informa del hallazgo de cadáveres que podrían corresponder al equipo de prensa,  en la zona de Alto Mira, en la localidad de Tumaco, frontera entre Colombia y Ecuador.

22 junio: Una delegación ecuatoriana, conformada por los familiares del equipo de prensa  y autoridades ecuatorianas viaja a Colombia para participar en el proceso de identificación de los cuerpos.

25 junio: El fiscal de Colombia, Néstor Humberto Martínez, confirma que los cuerpos encontrados en Nariño sí pertenecen a los integrantes del equipo ecuatoriano de prensa.

El Canciller José Valencia anuncia que los cuerpos llegarán el 27 de junio al país y serán trasladados por un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

27 junio: Los cuerpos de los periodistas son recibidos en el aeropuerto Mariscal Sucre y trasladados a la ciudad para su velatorio y homenajes.

28 de junio: Continúan los homenajes.

29 de junio: Los comunicadores son sepultados.

Sé el primero en comentar en «Los temores que se le infunde al periodismo se combate con más periodismo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*