Los hechos no son siempre lo que parecen ser, excontrolador del SERT acusado de agredir a un ciudadano fue declarado inocente

El equipo jurídico junto al acusado, Isaac Bravo Crespo (2do. D).

Quien hace aproximadamente un año fue tratado como despiadado agresor a un ciudadano de la tercera edad, tras el proceso judicial penal concluido la tarde de este jueves 14 de julio, recibió la confirmación de su estado de inocencia por parte del juez de la causa.

Luego del 20 de agosto de 2021 se difundió en varios medios informativos de Cuenca un fragmento de video captado por cámaras públicas en el que aparentemente un controlador del Servicio de Estacionamiento Rotativo Tarifado (SERT), de la Empresa Municipal de Movilidad (Emov Ep) “agrede” a un ciudadano en la calle Carlos Crespi, lateral al parque María Auxiliadora. La pieza visual fue mediatizada por el abogado denunciante y a la vez hijo del presunto agredido, en una especie de linchamiento mediático. 

Luego de las alegaciones de las partes litigantes, la defensa técnica del acusado, Isaac Andrés Bravo, integrada por los penalistas Miguel Antonio Arias, Ángel Cartuche y Carlos Zhunio, demostró que su defendido actuó entonces en defensa propia.

Por las declaraciones de Bravo, en audiencia de juicio, corroboradas por dos testigos que los momentos de los hechos habían estado junto a la presunta víctima, se conoció que hacia las 10h30 del lunes 16 de agosto de 2021, él se encontraba cumpliendo la ruta asignada, junto a un controlador nuevo a quien le adiestraba sobre los procedimientos de rigor.

Cuando le instruía en el tema, tomando como ejemplo un vehículo estacionado en la calle Carlos Crespi, que no tenía la tarjeta de estacionamiento, se acercó iracundo el supuesto agredido y con un lenguaje violento intentó impedir el trabajo del controlador, quien se alejó del sitio, siendo perseguido por el propietario del automotor, con el mismo lenguaje violento, impublicable por cierto.

Ante esta situación el funcionario del SERT abrió el canal del radio transmisor para informar a sus superiores lo que estaba ocurriendo, quienes le recomendaron que se aleje del lugar, lo cual fue acatado. Todos los controladores y funcionarios del organismo municipal, activos esos momentos, escucharon la violencia verbal.

Aproximadamente a las 13h00 Bravo y su compañero volvieron a pasar por dicha calle, cumpliendo la ruta, pero el ciudadano seguía allí y entonces ocurrió el desenlace. De acuerdo al acusado, el presunto agredido se acercó en forma mucho más violenta, le escupió, le lanzó un pedazo de piña y le golpeó en el rostro, por lo que procedió a neutralizarlo.

El informe de la Fiscalía da fe de lo dicho, el ciudadano solo presentaba una escoriación en una de sus manos, no las huellas de la “paliza” que argumentó la acusación y de la que se hizo eco un médico legista, con 35 años de labor, sosteniendo una curiosa afirmación: esas huellas no podían ser visibles porque los golpes se dieron sobre la ropa. 

Según la versión de los testigos, a los que la acusación intentó desacreditar por su condición, el día de los hechos el presunto agredido estaba bajo los efectos del consumo de sustancias estupefacientes, de las que se proveía en el lugar en varias otras ocasiones. Los testigos están en proceso de rehabilitación en espacios de desintoxicación de adicciones.

De todas formas el juez no valoró estas pruebas sino una serie de vicios legales e  inconstitucionalidades cometidos por la acusación, como la utilización de un video obtenido de manera irregular, sin su conocimiento, peor su autorización, lo que configuró violación del legítimo derecho a la defensa.

Las pruebas se las demuestran en el proceso, no en las redes sociales ni en los medios de comunicación, expresó el juzgador previo a confirmar el estado de inocencia del acusado.

Sé el primero en comentar en «Los hechos no son siempre lo que parecen ser, excontrolador del SERT acusado de agredir a un ciudadano fue declarado inocente»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*