«Lo siento mucho ciudadanos comunes, para el pueblo no hay justicia»

Juan Bermeo fue asesinado la madrugada del 6 de diciembre de 2020.

Del muro de Tatiana Bermeo

La madrugada del domingo 6 de diciembre, como era su costumbre frecuente, Juan Bermeo, joven padre de 27 años, salió a trotar por los alrededores del parque de Miraflores, en el trayecto, delincuentes inidentificados le interceptaron y apuñalaron, murió desangrado  pese a que el hecho fue registrado por las cámaras de seguridad pero el ECU911 se demoró más de una hora para despachar una ambulancia, según la denuncia del abogado de la familia, Miguel Antonio Arias.

Ya son cuatro meses desde que nos arrebataron a una persona tan valiosa, cuatro meses sin respuestas, ¿Dónde están las autoridades? ¿Por qué hay aún tanta negligencia en la seguridad ciudadana? ¿A quién tenemos que recurrir?

Si bien es cierto que la justicia ya no es un derecho, ahora es un privilegio, no buscamos tratos «especiales», simplemente exigimos celeridad, que esta situación se esclarezca, sólo esperamos que actúen señores gobernador, #gobenaciondelazuay #FiscaliadelAzuay #PoliciaNacional #AlcaldeDeCuenca #ECU911 #PoliciaJudicial es su deber brindar seguridad a la ciudadanía.

A diario se repite la misma escena, en el mismo lugar, ¿dónde están las famosas cámaras de seguridad?, ¿dónde está la ayuda oportuna? Merecemos saber toda la verdad, qué nos pueden decir acerca de ese «protocolo» asesino.

Siguen vidas inocentes extendidas en las calles y nadie dice ni hace nada, ¿por qué no tenemos a gente preparada para los momentos de ayuda? Juan no decidió salir a correr y morir, todos le esperábamos, todos los que le queremos jamás esperamos ese «destino», siendo él tan buena persona, no es algo que lo podamos aceptar, simplemente no lo merecía.

Contaba con una esposa que le amaba, dos hijos que adoraba, dos familias que le apreciaban y valoraban, nos dejaron destruídos.

El salir a correr resultó ser el mayor de los crímenes o al menos eso nos dan a entender las autoridades competentes si no actúan, si no se interesan en trabajar, ¿qué debemos esperar?  Sentimos tanto dolor, pero también tanta indignación al saber que para que exista «justicia» hay que estar sobre el poder, pertenecer al círculo de la crema y nata de Cuenca.

Solamente nos queda preguntar ¿cuál es el valor (de la vida) para la clamada justicia? (y) con todo el dolor (hay que responder):  lo siento mucho ciudadanos comunes, para el pueblo no hay nada!!!

Seguimos en la lucha, en búsqueda de la verdad, no podemos olvidarnos de quién era Juan y el legado que dejó en nosotros, nos llena de fortaleza para seguir presionando a los señores gobernantes, esperando que se levanten del sillón y cumplan con su trabajo, cabe recalcar que por más que nos quieran callar las instituciones competentes no podrán, si por algo nos identificamos es por la unión que tenemos como familia.

Sé el primero en comentar en ««Lo siento mucho ciudadanos comunes, para el pueblo no hay justicia»»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*