Las teorías de la conspiración pandémicas al parecer están cuidadosamente articuladas

Imagen ilustrativa.

La información a través del internet va articulando eslabones que en su momento pudieron pasar inadvertidos.

Dentro de las teorías de la conspiración pandémicas, como podrían denominarse, al parecer nada está desarticulado y todo responde a procesos cuidadosamente preparados para ser puestos en desarrollo en los momentos adecuados.

Es el caso de un discurso pronunciado en 2005 por el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en referencia a una pandemia esperada y que podría cobrar muchas vidas, innecesariamente, con el surgimiento de una nueva cepa de influenza que puede transmitirse de persona a persona y ante la cual hay poca o ninguna inmunidad natural.

A diferencia de la gripe estacional, la mayoría de las personas no habrán desarrollado ninguna resistencia y ésta podría matar a los jóvenes y a la gente sana, así como a los frágiles y enfermos, advierte el entonces mandatario.

La preocupación de Bush se centra en la detección de los brotes que ocurren en el mundo  y en le protección del pueblo estadounidense con el almacenamiento de vacunas y medicamentos antivirales, así como con la producción rápida de nuevas vacunas contra una cepa pandémica.

El discurso ahora es realidad con el Covid-19 que ya ha matado 5,5 millones de personas en el mundo mientras el número de infectados bordea los 314’300.000.

El protagonismo de la pelea contra el virus se concentra en las casas farmacéuticas que van inflando sus activos mientras más cepas del virus vayan apareciendo, en un nuevo capítulo de la astronómica concentración de la riqueza.

¿Quien tiene el monopolio de las vacunas?

La obligatoriedad de las vacunas responde a los intereses de los accionistas mayoritarios de las farmacéuticas, ¿quiénes son?, pregunta uno de los usuarios de las redes

Para mí, que no domino los debates científicos, ésta fue una información crucial: ¿Quién me las vende? ¿A quién se las compro?

Esto es lo que encontré simplemente escribiendo el nombre del accionista y la empresa en Google y haciendo clic en un mercado de valores, precisa el usuario.

Para que pueda comprobar fácilmente lo que le estoy diciendo.

El mayor accionista de Pfizer es el Grupo Vanguard.

El mayor accionista de Johnson & Johnson es el Grupo Vanguard.

El tercer accionista de AstraZeneca es el Grupo Vanguard.

El cuarto accionista de Moderna es el Grupo Vanguard.

El tercer mayor accionista de Sanofi es el Grupo Vanguard.

El Grupo Vanguard es un fondo de pensiones estadounidense.

Gestiona la bobadita de 7 billones de dólares, o sea más que el PIB de Francia y Alemania juntos.

El mayor accionista de Google (YouTube, Googlemaps, WhatsApp) es Vanguard Group.

El mayor accionista de Facebook es el Grupo Vanguard.

El principal accionista de Microsoft es el Grupo Vanguard.

El principal accionista de Apple es el Grupo Vanguard.

El principal accionista de Akamai es el Grupo Vanguard.

Akamai es la empresa líder mundial en almacenamiento de datos digitales.

Es ella, junto con la imprenta nacional, la que almacena los datos de la aplicación tousanticovid y por eso creo (te dejo comprobar) que también almacena los datos del código QR que utilizan todos los lugares donde se encuentra ubicado para aplicar el pase sanitario.

El principal accionista de Macdonald es el Grupo Vanguard.

El mayor accionista de Coca-Cola es el Grupo Vanguard.

El principal accionista de Disney es el Grupo Vanguard.

Y finalmente, la guinda del pastel…

El mayor accionista de Philip Morris es el grupo Vanguard.

Philip Morris es el mayor fabricante de tabaco del mundo.

El tabaco mata a 8 millones de personas al año con la aprobación del estado.

Y en los países donde puede, los niños son el principal objetivo.

Irónicamente, Champix es uno de los medicamentos para dejar de fumar más rentables de Pfizer.

Ahora es más fácil entender porque cada cierto tiempo aparece una nueva variante de covid y en Israel ya es obligatoria la cuarta dosis de la vacuna.

Moraleja

El grupo Vanguardia se caga el solo en todo el mundo
Y no hay ninguna ley que lo pueda impedir.

Ya que a todos los gobernantes los compraron con euros y dólares.

No podemos dejarnos someter por la minoría recibiendo cada vez mas dosis de veneno.

Despierten, por favor…

Sé el primero en comentar en «Las teorías de la conspiración pandémicas al parecer están cuidadosamente articuladas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*