La política pública autónoma nos permitirá ser independientes del Estado central

El prefecto de Azuay, Paúl Carrasco, defiende la Ordenanza para la Soberanía Alimentaria.

El prefecto de Azuay, Paúl Carrasco, defiende la Ordenanza para la Soberanía Alimentaria (Archivo).

Hay que generar política pública autónoma para dejar de depender del Estado central, subrayó el prefecto del Azuay, Paúl Carrasco, en relación a las críticas esgrimidas por las Cámaras de la Producción y otros sectores a la Ordenanza para la Soberanía Alimentaria que fue aprobada por la Cámara Provincial en primer debate.

Recordó que en diciembre de 2015 el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) hizo una encuesta preguntando  a las familias si en algún momento no tuvieron  alimentos para la mesa, los mayores porcentajes de respuestas temidas provinieron de 4 cantones: Paute 63%, Nabón 46%, Pucará 44%, Cuenca 20%. “Estamos hablando de que cerca de 100.000 personas no tuvieron en un momento dado comida en su mesa”, sostuvo Carrasco.

Esta realidad justifica plenamente la preocupación y decisión social de poner alimentos y facilitar el acceso universal a esos alimentos mediante la Ordenanza, dijo.

Precisó que en la propuesta aprobada en primer debate, se recogió el criterio de algunos sectores productivo y en el Art. 29 se plantea la exención especial a las personas naturales y jurídicas que voluntariamente realicen un aporte imputable a su responsabilidad social empresarial.

Precisó que en la Ordenanza no pagará más del 20% de la población económicamente activa, los transportistas públicos no pagan, tampoco los que ganan menos de 800 dólares.

Puntualizó que ante las objeciones de las Cámaras de la Producción les ha pedido que hagan una propuesta y no se escuden en argucias legales. Si realmente tienen interés en desarrollar un programa de seguridad alimentaria es factible la creación de un fondo público-privado, o fideicomiso, que lo administren ellos.

Además mencionó que hay que cambiar la mentalidad sobre la producción que no se basa únicamente en lo industrial. Azuay es la principal productora de leche, hortalizas, somos los principales procesadores de cárnicos, esta es la producción tiene que fortalecerse y crecer.

Azuay Open World

Por otro lado, Carrasco señaló que en la perspectiva de dinamizar la productividad y la economía, desde hace dos años se desarrolla el plan de promoción turística Azuay Open World, del que formó parte la Cumbre Mundial  Hambre Cero.

El próximo foro internacional es el de Biodiversidad, luego las conferencias Tip Top sobre ciudades y en noviembre el festival de cine La Orquídea.

La inversión en estos eventos dinamiza la economía, por cada dólar que se invierte en turismo, la utilidad es 2.6 dólares, según estadísticas del municipio de Guayaquil, de esta manera la Cumbre Hambre Cero y los foros internacionales en desarrollo, más allá de tratar temas globales y de coyuntura, lo que pretenden es convertirle a Cuenca en un centro de discusión de temas nacionales e internacionales para dinamizar la economía, argumentó el prefecto.

“No me voy a olvidar nunca de un mesero que me dijo gracias prefecto por lo que está haciendo, aquí ya no había trabajo, estábamos parados en los hoteles”, enfatizó Carrasco en relación a la cumbre Hambre Cero en la que el Gobierno Provincial invirtió más o menos 1’800.000, generando empleos temporales directos.

Entonces llama la atención la poca visión de algunos  sectores políticos y ciudadanos que no advierten la importancia de la inversión social y la propuestas en esa dirección que realiza el Gobierno Provincial del Azuay, reiteró.

Sé el primero en comentar en «La política pública autónoma nos permitirá ser independientes del Estado central»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*