La Policía de Ecuador envía 400 uniformados a cárcel de Guayaquil tras la masacre

Miembros de la Policía listos para el control. (Captura de pantalla).

Alrededor de 400 policías ingresaron al Centro de Privación de la Libertad Guayas No.1, en la provincia del Guayas al oeste de Ecuador, para mantener el orden en ese centro carcelario tras la masacre del 28 de septiembre en que perdieron la vida unos 116 reclusos, publicó Sputnik Mundo este jueves 30 de septiembre.

«Alrededor de 400 servidores policiales realizan un operativo de intervención y requisa en el interior del CPL Guayas No.1, con el fin de mantener el orden y garantizar la seguridad en el centro carcelario», informó la Policía Nacional en su cuenta de la red social Twitter.

La Policía agregó que en el operativo se realizaron requisas en los pabellones, respetando los derechos humanos de los reclusos.

En un video difundido por la Policía se puede ver el ingreso de los uniformados, con chalecos anti balas, revisar el interior de los pabellones carcelarios, incluidos pisos, paredes y techos, camas y objetos personales, en busca de objetos prohibidos.

La masacre del 28 de septiembre, ocasionada tras dos motines en la cárcel de Guayaquil, hasta el momento dejó también 80 heridos a<demás de las 116 muertos, convirtiéndose en el peor acto violento registrado en un recinto carcelario de Ecuador.

Según las autoridades la nueva masacre obedece a riñas entre bandas criminales por controlar los recintos carcelarios.

Ante la gravedad de la situación, en la tarde del 29 de septiembre el presidente Guillermo Lasso declaró el estado de excepción en todo el sistema carcelario y dijo que se dará prioridad en las acciones a la prisión de Guayaquil, sin descuidar los otros centros penitenciarios, en los que también han sucedido hechos violentos en este año, sobre todo en Latacunga (centro) y Cuenca (sur).

Los cuerpos de los muertos en Guayaquil se encontraron en diversos pabellones, en baños, pasillos e incluso en los ductos de ventilación; varios cuerpos estaban decapitados, mutilados, incinerados, según imágenes difundidas en redes sociales.

Fuerzas Armadas y Policía

El decreto que declara el estado de excepción en las cárceles dispone que las Fuerzas Armas actúen en el interior de los recintos penitenciarios de manera coordinada con la Policía para restablecer el orden.

También se ordena la asignación de recursos económicos, la suspensión de los derechos a la inviolabilidad de correspondencia y libertad de asociación de los presos, entre otras medidas.

Lasso ofreció el miércoles acelerar el plan de intervención estratégico diseñado para enfrentar la violencia en las cárceles de Ecuador y dijo que empezará con la cárcel de Guayaquil, que demanda unos 24 millones de dólares.

El Plan de Intervención fue diseñado para 4 años, a un costo de 75 millones de dólares, pero Lasso anunció el miércoles que se aceleraría y se aplicaría en dos años.

La Fiscalía de la Nación inició una investigación sobre los sucesos, que los atribuyó a la lucha entre bandas delictivas para captar el poder al interior de la Penitenciaría y a la intención de las autoridades de trasladar a los cabecillas de esas organizaciones a otros centros penitenciarios del país.

Sé el primero en comentar en «La Policía de Ecuador envía 400 uniformados a cárcel de Guayaquil tras la masacre»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*