La pandemia restringe las celebraciones conmemorativas de la Semana Santa

La Arquidiócesis de Cuenca informa que debido a la persistencia de los contagios por el Covid-19 las celebraciones religiosas correspondientes a la Semana Santa se realizarán con varias restricciones.

El Domingo de Ramos, día que se conmemora la entrada de Jesús en Jerusalén, quedan suspendidas las procesiones para dar paso únicamente a las misas al interior de los templos y con el aforo reglamentario del 30%.

La Misa Crismal del Jueves Santo se celebrará a las 09h00 en la Catedral de la Inmaculada con la presencia de todo el clero de Cuenca y algunos representantes de las comunidades parroquiales, respetando el aforo permitido y las medidas de bioseguridad.

El Jueves Santo se suspende la visita tradicional de las 7 Iglesias, en tanto que en las celebraciones de la Última Cena, que pueden ser dos en cada templo, dependiendo de la demanda del pueblo católico, se omitirán el lavatorio de los pies, la procesión y el monumento al Santísimo.

El Viernes Santo se suspenderá las procesiones con el rezo del Viacrucis y toda actividad masiva. En la liturgia de Adoración a la Cruz, el gesto del beso al símbolo cristiano queda reservado solo para el celebrante, en su lugar se puede optar por un momento de silencio y profunda reflexión desde los asientos.

Los actos de piedad que enriquecen los días de la Semana Santa y del Triduo Pascual: el descendimiento, procesión al Santo Sepulcro, procesiones penitenciales, Sermón de las Siete Palabras, también se suspenden por convocar concentraciones masivas, la alternativa es que se realicen a través de los medios virtuales.

El Sábado Santo es recomendable que por las restricciones en la movilidad las celebraciones de la Vigilia Pascual se realicen a las 19h00, señala la información de la Arquidiócesis cuencana.

Sé el primero en comentar en «La pandemia restringe las celebraciones conmemorativas de la Semana Santa»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*