La integración es un delicado reto para el proyecto tranvía

El secretario de Gestión Política, Paúl Granda; y el alcalde Marcelo Cabrera dialogan durante un corto recorrido.

El secretario de Gestión Política, Paúl Granda (I); y el alcalde Marcelo Cabrera dialogan durante un corto recorrido.

“Para el 2 de marzo tendremos que ver una fórmula adecuada, técnica, que permita que la integración sea la que necesitamos y (facilite) trabajar con los propietarios de los 475 buses, porque con ellos, o la ciudad sale adelante de manera conjunta o fracasamos en el intento”, expresó el alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, tras una corta conversación con el secretario de Gestión Política, Paúl Granda, quien recorrió con parte de su equipo las instalaciones del patio taller del Tranvía.

Cabrera reconoció que se viene un periodo bastante complicado para lograr la integración tranvía-buses-bicicleta pública, prioridad que debe estar lista para marzo o abril de 2019.

En esa perspectiva se han planteado algunas conversaciones con el sector y más adelante será el Concejo Cantonal el que determine una tarifa inicial, señaló.

En similar perspectiva se pronunció el ministro de la Política, para quien lo importante es que el sistema funcione de manera integrada con la red de buses convencionales y la bicicleta pública.

Construir es un paso importante pero igual de trascendente es la operación y para ello estamos haciendo algunas sugerencias al equipo técnico que por ventaja viene de países que han implementado este sistema, dijo Granda.

Sostuvo que el desarrollo de los países se hace en función de sueños y el tranvía ha sido uno de los grandes sueños que ahora se concreta, como en más de 400 ciudades en el mundo, siendo Cuenca pionera a nivel de América Latina.

Reiteró que los sueños se pueden hacer realidad cuando las cosas se hacen con disciplina, con toda la rigurosidad y se trabaja en equipo, demostrando lo dicho el Gobierno Nacional dio todo el apoyo para que el proyecto retome el cauce normal, los resultados están a la vista.

Es un sistema que va a llenar de orgullo a los cuencanos el momento que esté en pleno funcionamiento, subrayó.

Granda precisó que el Gobierno Nacional ha financiado el 80% del proyecto, es decir, cerca de 220 millones de dólares, más el predio del cuartel Cayambe valorado en 25 millones de dólares. Aclaró que en ningún país del mundo el Gobierno aporta más del 50% del financiamiento.

El ministro Paúl Granda conversa con el director del Tranvía, Jaime Guzmán, en la terraza del patio taller.

Respecto a la aspiración aún no oficializada del alcalde Marcelo Cabrera para que el Gobierno realice un nuevo aporte al proyecto, Granda expresó que habrá que analizar la petición, aunque la ciudad también tiene que generar su aporte a través de la tarifa y sobre todo evitando la evasión.

Javier Díaz, director de proyecto del consorcio CITA, expresó que la tarea siguiente es integrar todos los sistemas tecnológicos: señalización ferroviaria y vial, semaforización, comunicación, video vigilancia, estaciones, lectores de tarjeta, para garantizar un óptimo servicio a la ciudadanía.

Puntualizó que la instalación del sistema de semaforización está cumplida en el ciento por ciento y el resto de elementos se irán probando en forma paulatina hasta el mes de diciembre.

Sé el primero en comentar en «La integración es un delicado reto para el proyecto tranvía»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*