«La Cumbre de las Américas comenzó con un pie en la derrota»

Manuel López Obrador, presidente de México, uno de los grandes ausentes de la Cumbre. (Captura de pantalla).

La Cumbre de las Américas empezó en la ciudad estadounidense Los Ángeles y lo hizo con un pie puesto en el fracaso ante la ausencia de presidentes de la región, consideró en diálogo con la Agencia Sputnik el experto en relaciones internacionales Ernesto Wong.

«La Cumbre de las Américas que empezó hoy [6 de junio] en Los Ángeles, Estados Unidos, yo creo que empezó con un pie en la derrota, y el otro casi llegando a ella también, porque la presencia de una Cumbre es de presidencia y la mayoría no va a asistir, sino que mandarán cancilleres y otros ministros», expresó el también director del Centro de Estudios de Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela.

El Gobierno de Estados Unidos decidió no invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua, alegando que estos gobiernos no son democráticos, lo que generó rechazo en la región.

Los presidentes Alejandro Giammattei, de Guatemala; Xiomara Zelaya, de Honduras; Luis Arce, de Bolivia, Andrés Manuel López Obrador, de México, anunciaron que no asistirán a la cita en Los Ángeles, mientras que el jefe de Estado de El Salvador, Nayib Bukele, aún no confirmó su participación.

A esas ausencias se sumó la del mandatario de Uruguay, Luis Lacalle Pou, quien notificó que dio positivo a Covid-19.

Por su parte, los jefes de Estado de Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Paraguay, Argentina, Chile, Costa Rica, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Canadá, confirmaron su viaje a Estados Unidos.

Vías necesarias

«Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo» es el lema de la Cumbre de este año.

Sin embargo, Wong consideró que es necesaria la participación de todos los gobernantes si se quiere llegar a acuerdos que permitan establecer vías para un desarrollo sostenible.

«La Cumbre va a pasar inadvertida, porque los jefes de Estado son los que aprueban las decisiones y no van a aceptar las imposiciones de Estados Unidos», acotó.

Además, dijo que «la situación que se enfrenta actualmente, la crisis de alimentación, la crisis de inflación mundial, hay que afrontarla con medidas que vayan a resolver la estabilidad de los países, para rescatar los niveles de producción».

Para el analista, la exclusión de gobiernos está lejos de ser el camino para conseguir resultados efectivos para las naciones de la región.

México protesta

López Obrador confirmó su decisión de no viajar a Los Ángeles en oposición a la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

«No voy a la cumbre porque no se invita a todos los países de América y yo creo en la necesidad de cambiar la política que se ha venido imponiendo desde hace siglos, la exclusión», dijo el mandatario y señaló que México estará representado por su canciller, Marcelo Ebrard.

El experto consultado por la Agencia Sputnik consideró que las declaraciones del mandatario mexicano dejaron en evidencia la situación de las naciones fronterizas con Estados Unidos.

«Las declaraciones de López Obrador son muy significativas en todo esto, porque han puesto relieve a la verdadera situación que presentan los países fronterizos con Estados Unidos con la intervención de los Estados Unidos», apuntó.

Pese a la protesta por la exclusión de tres países de la Cumbre, el presidente de Estado Unidos, Joe Biden, se mostró reacio a invitarlos y para Wong esto solo muestra que la política «prepotente» de la Casa Blanca no cambiará de un día a otro.

«La estrategia de buscar el supremacismo, de buscar una salida de China de América Latina, salida de Irán, de Rusia, que están teniendo presencia en América Latina, es decir, la idea de la doctrina Monroe [el plan de América para los americanos – estadounidenses], quieren hacerla revivir, pero no pueden, no tienen condiciones para eso», explicó.

La Cumbre de las Américas, que concluirá este 10 de junio, es un evento que reúne a 35 gobiernos del continente y desde su comienzo, en Estados Unidos en 1994, se realiza en una nación diferente.

Este año el evento vuelve al país que lo vio nacer.

El objetivo de este foro, según lo expuesto en los portales web de las cancillerías de los países que lo integran, es reunirse para tratar temas diplomáticos y comerciales de importancia a nivel continental.

Desde su creación, la Cumbre fue un espacio para promover el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), un proyecto de la Casa Blanca quejamás consiguió respaldo absoluto, y que excluía Cuba.

La última Cumbre se realizó en 2018, y la sede fue Perú, donde también nació el Grupo de Lima, que reunía a gobiernos interesados en aislar a Venezuela tras un nuevo triunfo electoral de Nicolás Maduro.

En esa reunión 2018, Perú no invitó a Venezuela, pero sí a Cuba, país que había participado en la anterior Cumbre de 2015, celebrada en Panamá.

Sé el primero en comentar en ««La Cumbre de las Américas comenzó con un pie en la derrota»»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*