La consulta por el Yasuní llega a la Corte Constitucional del Ecuador.

Imagen referencial.

Con el siguiente comunicado público el colectivo Yasunidos, llega a la Corte Constitucional del Ecuador:

En días recientes la sala de admisión de la Corte Constitucional del Ecuador, conformada por las juezas Carmen Corral, Teresa Nuques y Daniela Salazar, admitió a trámite la acción extraordinaria de protección presentada por el colectivo YASunidos en contra de la sentencia del Tribunal Contencioso Electoral. Dicha sentencia ratificaba la resolución del Consejo Nacional Electoral1 que negaba nuevamente la iniciativa de consulta por el argumento arbitrario de que el trámite ya se había cerrado en el 2014 y que el único que podía solicitarla era el proponente original, es decir el difunto Dr. Julio Cesar Trujillo, quien lamentablemente había muerto meses antes.

La sentencia del TCE no fue debidamente motivada, pues vulneró nuestro derecho a la defensa, al debido proceso y a la tutela judicial efectiva. Esto, al omitir en sus razonamientos todas las pruebas presentadas por el colectivo, en las que constan:

1. La resolución del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio en la cual responsabilizan al CNE cesado en 2018 por la violación de los derechos de toda la gente que firmó por la consulta e instan a la Corte Constitucional a garantizar nuestros derechos de participación.

2. Las disculpas públicas de la Defensoría del Pueblo que admite la omisión de la institución frente a lo ocurrido y exige al CNE ejecutar una auditoría independiente al proceso de verificación de firmas.

3. La auditoría independiente realizada por el Consejo Nacional Electoral Transitorio como respuesta al CPCCS-T y a la DPE; ésta reconoce que el proceso de verificación de firmas del 2014 fue fraudulento y que al menos 670.670 firmas debieron haberse validado, dando paso así a la ansiada consulta popular.

4. En ese sentido, llamamos a la Corte Constitucional del Ecuador, nuestra última instancia legal en el país, a que repare los derechos de participación de las más de 750 mil firmantes por la consulta del Yasuní de una vez por todas, en concordancia con las resoluciones, informes y auditorías realizadas por los previos CPCCS-T, DPE y CNE-T. Por lo mismo, recordamos que el gradual reconocimiento jurisdiccional ganado fue interrumpido por el actual CNE presidido por Diana Atamaint así como por el presente TCE; pues estos responden a intereses que intentan evitar que se lleve a cabo este ejercicio de democracia directa, pues supondría:

1. Detener el extractivismo en el Yasuní donde se han acelerado los índices de depredación durante la pandemia Covid-19 llevando así la enfermedad a las comunidades más remotas y vulnerables.

2. Convertirse en un precedente jurisdiccional en un momento histórico y urgente en la lucha para evitar el colapso planetario por los efectos catastróficos del cambio climático antropogénico.

3. Proteger a los pueblos indígenas en aislamiento voluntario, pueblos que han sido violentados en varias ocasiones, por lo que en octubre de este año la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se pronunció responsabilizando al mismo Estado ecuatoriano por la transgresión de sus medias cautelares.

Por lo expuesto, es urgente que la Corte Constitucional priorice este caso y adelante su tratamiento cronológico con la finalidad de evitar más vulneraciones a los derechos constitucionales de la ciudadanía ecuatoriana, proteja la vida de las comunidades que han sido expuestas a la devastación y a la pandemia en el Yasuní, asegure la vida y derecho de aislamiento de los PIAV que se encuentran al borde del etnocidio, dictamine la ejecución de la consulta popular como mecanismo de reparación y defienda la reproducción de la vida en el lugar más biodiverso de mundo.

Sé el primero en comentar en «La consulta por el Yasuní llega a la Corte Constitucional del Ecuador.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*