La biodiversidad no es compatible con los grandes poderes económicos

El prefecto Paúl Carrasco sostuvo que el capitalismo salvaje que propone proteger los recursos naturales con la concepción de una “economía verde”, es una trampa.

El prefecto Paúl Carrasco sostuvo que el capitalismo salvaje que propone proteger los recursos naturales con la concepción de una “economía verde”, es una trampa.

Creer que el neoliberalismo puede convivir con la conservación ambiental es una utopía en nuestro Ecuador cuya economía se fundamenta en la extracción de los recursos naturales, expresó Edwin Miño, secretario ejecutivo del Consorcio de Gobiernos Provinciales del Ecuador (CONGOPE) en la inauguración de la Conferencia Internacional de Biodiversidad, Territorios Biodiversos y de Derechos, que se desarrolla en Cuenca este jueves 21 y viernes 22 de junio en el hotel Oro Verde y la Casa de la Provincia.

La cita internacional se desarrolla bajo la organización del Gobierno Provincial del Azuay, con el apoyo del CONGOPE, Ministserio del Ambiente (MAE), Energy Foresty, Instituto Nacional de Biodiversidad y la Red de Gobiernos Regionales para el Desarrollo Sostenible (nrg4SD).

Cuenta con la participación de los prefectos de Morona Santiago, Marcelino Chumpí; de Zamora, Salvador Quishpe; de Pastaza, Antonio Kubes, la viceministra del Ambiente, María Eulalia Pozo, personalidades y delegados de organismos nacionales e internacionales, líderes de organizaciones y comunidades regionales y locales.

Para al prefeco azuayo, Paúl Carrasco, hay que determinar qué está sucediendo con la geopolítica global y cuál es el rol de los ecuatorianos y latinoamericanos en este contexto. Hay temas y experiencias globales que tienen que ser tratados y aplicados de acuerdo a las potencialidades y características locales.

En ese sentido dijo que  plantea un modelo de desarrollo económico en el que la empresa privada impulse una propuesta de  inclusión social y de construcción colectiva con los sectores sociales y populares  que no tienen acceso a los medios de producción.

En el tema de la protección del medio ambiente señaló que hay que diseñar una propuesta que ligue el esfuerzo humano a los derechos de la naturaleza o protección ambiental, desechando el discurso de desarrollo económico basado en el extractivismo. El capitalismo salvaje que propone proteger los recursos naturales con la concepción de una “economía verde”, es una trampa, sostuvo.

Recordó que desde el 2005 ha impulsado la construcción de una política de defensa ambiental, “en 2012 movilizamos 50.000 personas contra la minería en las fuentes de agua”.

Sin embargo no ha encontrado consonancia en las lógicas del Gobierno central, ¿cómo el Ministerio del Ambiente puede decirle no a la minería cuando el ministro de Minas está convencido de lo contrario?

Lo dicho dificulta la gobernanza aquí y en todos los países, y eso es lo que tiene que conocer la ciudadanía, por lo cual el Gobierno Provincial organiza estos foros.

De acuerdo al prefecto, al Gobierno del presidente Lenin Moreno le toca aplicar una propuesta de transición frente a la política extractivista del ex presidente Rafael Correa que apoyó a las grandes transnacionales y sus poderes económicos.

Pero en lo que le toca, está decidido a aplicar una alternativa social, un modelo de convivencia, o si quieren, un socialismo en democracia, dijo.

Eso le lleva a impulsar un modelo económico interno que armonice los territorios de acuerdo a sus potencialidades, saberes y características específicas.

En Azuay, por ejemplo, la realización de eventos como la Cumbre Hambre Cero y Conferencia de Biodiversidad dinamizan la economía a través del turismo, explicó.

Añadió que está en preparación una gran feria del libro con las universidades, a nivel nacional, y el VII Festival de Cine “La Orquidea”, con lo cual se  promueve a la ciudad de Cuenca a nivel nacional e internacional, se atrae a los turistas y se dinamiza la economía venida a menos en los últimos años.

El prefecto de Zamora, Salvador Quishpe ((I) y el prefecto de Morona Santiago, Matcelino Chumpí (4to. D), presentes en la Conferencia.

Evaluación de metas

La viceprefecta, María Cecilia Alvarado, recordó que en 2018 se celebra los 25 años del Convenio de Biodiversidad Biológica de las Naciones Unidas y en  dos años se evaluará las Metas de Aichi.

Lo que ahora se discuta y resuelva va a incidir en la discusión global planetaria, pero por sobre todo, ojalá incida en las prácticas cotidianas de cada uno de nosotros, dijo.

Natalia Vera, secretaria general de Energy Foresty, expresó que para la organización el cambio climático y el desarrollo sostenible son temas de obligada discusión por parte de  los gobiernos, comunidades e instituciones particulares.

En estos días vamos a confirmar que no solo estamos preparados para contribuir sino que estamos decididos a hacerlo, por el compromiso que tenemos con los territorios y sus gentes, con su calidad de vida y los hijos de sus hijos, subrayó.

Perdemos la lucha en la economía

Edwin Miño, secretario ejecutivo del Consorcio de Gobiernos Provinciales del Ecuador (CONGOPE).

Edwin Miño, secretario ejecutivo del CONGOPE, confesó sentir que “estamos perdiendo la lucha ambiental por una problemática más compleja de lo que parece”.

Sostuvo que “hay demasiada información ambiental basura” que genera especulación y obstaculiza las investigaciones serias; además se ha fragmentado tanto los encuentros y temas ambientales que los tratamos por separado y creemos tener una visión integral sobre la problemática.

Por otro lado se banaliza las posibles soluciones, por ejemplo para contaminación ambiental del tránsito vehicular se propone reforestación.

La reducción de la pérdida de la biodiversidad debe ser un objetivo vital de la humanidad, pero solo se queda en eso, en objetivo y seguimos lanzando la pelota hacia el futuro.

De la biodiversidad dependen la formación de los suelos, la fotosíntesis que determina a su vez la producción agrícola, ganadera,  la pesca, que generan más del 40% de la economía del país, y en definitiva la supervivencia de la humanidad.

La lucha la estamos perdiendo en la economía: creer que el neoliberalismo puede convivir con la conservación ambiental es una utopía, recalcó.

 

 

Sé el primero en comentar en «La biodiversidad no es compatible con los grandes poderes económicos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*