Kim Jong-un y Donald Trump ya están en Singapur para la histórica cumbre

El presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un fue el primero en arribar a Singapur. En el aeropuerto de Changi saluda con

El presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, fue el primero en arribar a Singapur. En el aeropuerto de Changi saluda con el ministro de Relaciones Exteriores, Vivian Balakrishna. (Captura de pantalla. RT)

Los presidentes de Corea del Norte, Kim Jong-un, y de Estados Unidos, Donald Trump se encuentran en Singapur desde este domingo 10 de junio para la histórica cumbre a realizarse el próximo martes 12, con resultados imprevistos derivados de más de seis décadas de hostilidades y desconfianza entre el país peninsular que en los últimos años aceleró su programa nuclear, y la superpotencia mundial.

De acuerdo al sitio Noticias Venezuela, el presidente norcoreano llegó a Singapur a bordo de un 747 de Air China que según la página web de registro de vuelos Flightradar24 despegó de Pyongyang este domingo por la mañana con destino a Pekín antes de cambiar el número de vuelo una vez ya en el aire para dirigirse hacia el sur.

El avión Air Force One del presidente estadunidense aterrizó poco antes de las 20 horas 30 locales (12 horas 30 GMT) en Singapur directamente desde Canadá donde Trump asistió a la cumbre del G-7, pocas horas después de la llegada de Kim.

Con la delegación norcoreana viajó el vicepresidente del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, Kim Yong-chol, quien la semana pasada estuvo en EE.UU. para entregar a Donald Trump una misiva de Kim, así como el ministro de Relaciones Exteriores del país asiático, Ri Yong-ho, y el director del Departamento de Relaciones Internacionales del Partido del Trabajo, Ri Su-yong.

La histórica reunión de los dos líderes se llevará a cabo en el lujoso hotel Capella de la isla de Sentosa. El ministro de Relaciones Exteriores de Singapur, Vivian Balakrishna, aseguró que todo está preparado para la cumbre. “Los estadounidenses y los norcoreanos están satisfechos con los arreglos, estamos listos para comenzar”, indicó Balakrishna, citado por el portal Actualidad RT.

El total desarme nuclear del país asiático y poner un punto final formal a la Guerra de Corea, desatada en 1950 por la intervención estadounidense en el sur de la península y que terminó en un armisticio 3 años después son los puntos centrales que estarán sobre la mesa en el primer encuentro de la historia entre los dos líderes.

Antes de salir rumbo a Singapur desde Canadá, Trump aseguró que va a saber “desde el primer minuto” si Kim habla en serio sobre la paz en la península de Corea, y si se da cuenta de que la cumbre no funciona no estará dispuesto a perder el tiempo, publicó RT.

El presidente Donald Trump saluda a su arribo a Singapur. (Captura de pantalla. RT)

El costo de la organización de la cumbre entre los dos países será de unos 20 millones de dólares, dijo Lee Hsien Loong, primer ministro de Singapur, quien aseguró que su país está dispuesto a pagar este monto, ya que cree que esta reunión es importante y contribuirá al establecimiento de la seguridad y la estabilidad en la región. Casi la mitad del monto corresponde a gastos de seguridad.

Cerca de 2.500 periodistas han acudido a Singapur para cubrir la histórica reunión entre Donald Trump y Kim Jong-un. Además, cerca de 5.000 policías y personal de emergencia están de servicio durante la cumbre.

La forma sobre el fondo

La cumbre del martes en Singapur es el clímax de una espectacular ofensiva diplomática reciente en torno a la península de Corea, pero muchos críticos advierten sobre los riesgos de que sea un triunfo de la forma sobre el fondo, de acuerdo a Noticias Venezuela.

Washington exige una desnuclearización completa, verificable e irreversible de Corea del Norte pero hasta ahora Pyongyang sólo ha prometido públicamente un compromiso con la desnuclearización de la península, un término difícil de interpretar.

Richard Armitage, subsecretario de Estado de Washington durante el gobierno de George W. Bush, prevé que haya pocos progresos en el tema clave de la desnuclearización.

“El éxito va a estar en los clics de las cámaras”, afirmó. “Ambos consiguen lo que quieren”, dijo.

Trump insistió la semana pasada que la cumbre no iba a ser “sólo una sesión de fotos”, afirmando que iba a ayudar a forjar una “buena relación” que pueda llevar a un “proceso”.

Pero antes de embarcar rumbo a Singapur cambió el tono y dijo que su encuentro con Kim Jong Un es “una ocasión única” y aseguró que “desde el primer minuto” sabría si se puede alcanzar un acuerdo.

También planteó la posibilidad de que Kim Jong Un visite Washington si todo sale bien.

Pero aunque el encuentro tiene un mérito en sí mismo, ya que era un largo anhelo de Pyongyang al cual Trump accedió impulsivamente en marzo, también genera interrogantes.

“La gente dice que es una cumbre histórica (…) lo que es importante entender es que esta cumbre estaba al alcance de cualquier presidente de Estados Unidos y el tema es que ningún presidente de Estados Unidos quería esto y tenían sus razones”, explicó Christopher Hill, exnegociador jefe de Estados Unidos para el tema de Corea del Norte.

 

 

Sé el primero en comentar en «Kim Jong-un y Donald Trump ya están en Singapur para la histórica cumbre»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*